Vamos por el girasol, pero, ¿habrá semilla?

En el Chaco, luego del embate del clima, y la guerra en el Mar Negro, los productores se van inclinando a la siembra de girasol, y podrían resignar superficie para el trigo.

Se habla de «grandes expectativas» en cuanto al girasol que viene siendo primicia en esta provincia. Anotadas, ya hay unas 300.000 hectáreas como intensión de siembra, pero los técnicos y productores apuntan que se estimaría en 600.000 hectáreas.

En tanto, la subsecretaria de Agricultura del Chaco, Flavia Francescutti, consideró que el ánimo de los productores chaqueños orienta su preferencia al cultivo de girasol, y que en cuyo marco «si bien en quince días recién se irán trazando las perspectivas, no es descabellado pensar que podríamos superar holgadamente las 500.000 hectáreas de girasol».

A la par, sostuvo que las lluvias generalizadas «alientan también la siembra de trigo, con todo lo que esto implica y ahora hay indicios que de intensión de siembra podríamos tener entre 200.000 a 230.000 hectáreas de trigo, si las condiciones ambientales así lo permiten».

¿Y LA SEMILLA?

Los técnicos consultados por este periodista piensan que no habrá semilla de girasol disponible, y aducen primero a un problema local y otro a nivel global.

En lo local, dicen que las condiciones del clima el año pasado, no permitió lograrse la producción de semilla necesaria que el mercado demanda. Reportes de productores del norte de Santa Fé dicen lo mismo: «Algo hay, pero las segundas marcas». 

En tanto, a nivel mundial aseguran los técnicos locales que las compañías solo tendrán disponible un 45% del total de la semilla para cubrir la demanda.

Y se dice, en tanto, que sería una campaña atípica. Entonces la pregunta acerca de que se podría avanzar o no con un laboratorio de semillas en la región, y la respuesta fue que «hacer un híbrido de girasol no es fácil, todas las empresas tuvieron problemas para producir».

Comentaron que el ingeniero Semienchukm originario de Las Breñas, fue precursor de los primeros materiales híbridos de girasol  del país y se proyectó en la principal empresa genetista en los años 70.

Entonces, queda la incógnita si se podrá alcanzar el objetivo de superar el medio millón de hectáreas de girasol en esta campaña en el Chaco.

¿DE QUE FIDEICOMISO HABLAN?

No es sorpresa alguna cuando de presentar proyectos se trata desde algunos sectores de la política. Ya lo vimos cómo se usaron los recursos de la Anses, y ahora hay una iniciativa de un grupo de diputados nacionales del Frente de Todos que quiere formalizar un millonario fideicomiso con parte de los recursos del INTA.

El proyecto apunta que el fideicomiso permitiría, por ejemplo, la posibilidad de que las provincias aporten al mismo un porcentaje del costo total de los proyectos que se encaren con el INTA, así como integrar fondos de contrapartida local de créditos de organismos internacionales.

«En principio, la base del fideicomiso se integraría con el 30% de los recursos del Fondo Nacional de Tecnología Agropecuaria existentes al cierre del ejercicio fiscal 2020 y con el 30% de los remanentes incorporados al mismo al cierre de cada ejercicio fiscal durante los próximos 30 años», dice Matías Longoni en Bichos de Campo al hablar sobre el tema. El autor de proyecto, es el diputado nacional Marcos Cleri.

Por: Hipólito Ruiz, periodista. Jefe de Chaco Adentro.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.