Uso de cultivos de cobertura: dos experiencias en la zona de Río Cuarto

El aumento del riesgo de los sistemas productivos agropecuarios por inadecuada y escasa gestión del agua es una de las problemáticas priorizadas por la Agencia de Extensión Rural (AER) de INTA Río Cuarto.

En el marco del proyecto «Uso y gestión eficiente del agua en sistemas de secado», coordinado por el ingeniero agrónomo Cristian Álvarez del INTA Anguil, se están llevando a cabo experiencias de uso de cultivos de cobertura (CC) invernales en diversos ambientes.

El objetivo es evaluar los aportes de dichos cultivos, sus efectos sobre propiedades dinámicas del suelo (agua – nutrientes) y propiedades biológicas (lombrices y raíces), así como el rendimiento del cultivo posterior.

Experiencia en secano con vicia villosa
En esta experiencia, se utilizó vicia villosa como especie de cultivo de cobertura y luego se avanzó en la producción de un maíz tardío sucesor en la zona de Río Cuarto.

Tal como explica la Ing. Agr. Andrea Lardone, profesional de AER INTA Río Cuarto, «el ensayo se instaló sobre un suelo Haplustol típico y las condiciones climáticas transcurridas durante el ciclo de crecimiento de los cultivos en el año 2020 fueron restrictivas, debido a la escasez de precipitaciones».

«Es por esto que evidenciamos estrés por parte de los cultivos de cobertura a lo largo de su desarrollo, y durante septiembre y octubre (previo a las lluvias) también identificamos afectación por arañuela», agrega la Ingeniera.

La siembra fue realizada el 15 de abril del 2020, con una densidad de 30 kg/ha, con doble inoculación y fertilizada con 30 kg/ha de Fosfato mono amónico. Se contó con 4 fechas de secado (06/08, 04/09, 07/10, y 01/11).

La producción de materia seca vegetal aérea medida en cada fecha de secado fue de 1095, 2001, 6233, y 5400 kg/ha correspondiendo a los 113, 142, 175 y 203 días desde la siembra, respectivamente.

Un punto que destaca la especialista es que en noviembre se registró una menor cantidad de materia seca respecto a la medición del mes de octubre, «producto de la caída de hojas de vicia por estrés hídrico y la presencia de la plaga arañuela».

Las lluvias acumuladas entre la siembra y la última fecha de secado fueron de 116 mm.

La gestión del agua
En cuanto a la gestión de agua por parte del cultivo de vicia, se evaluó el contenido hídrico almacenado en el suelo hasta los 2 metros de profundidad en cada momento de secado. Lardone cuenta que «el contenido de agua del suelo varió entre el 59 y 14% del agua útil de perfil, para los distintos momentos de secado. Se obtuvieron los mayores registros en los secados de agosto y septiembre».

«Para mediados de diciembre la recarga hídrica por precipitaciones fue de 203, 203, 201, y 97 mm en cada parcela con las distintas fechas de secado», aclara.

«El contenido de agua del suelo varió entre el 59 y 14% del agua útil de perfil, para los distintos momentos de secado. Se obtuvieron los mayores registros en los secados de agosto y septiembre».

La siembra del maíz y la humedad del suelo
La siembra del maíz tardío se realizó el 3 de diciembre del mismo año, «en conjunto con una evaluación de la humedad del suelo y el contenido de nitrógeno de nitratos».

«La humedad al momento de la siembra fue óptima en la capa superficial, con un nivel de cobertura que colaboró notablemente para su conservación. En cuanto al perfil de suelo, en dicho momento, las recargas en los tratamientos con cultivo de vicia alcanzaban los 80 cm de profundidad. En contraposición, en el testigo bajo barbecho químico durante el invierno, el contenido de humedad del suelo, alcanzaba el punto de capacidad de campo, hasta los 200 cm de profundidad», explica la especialista.

Estos resultados preliminares obtenidos refuerzan la importancia de la definición del momento de siembra y secado de los CC, para una gestión eficiente del uso del agua para el próximo cultivo. Por lo cual es fundamental monitorear el contenido de agua del perfil del suelo para la toma de decisiones.

Para el caso particular de este trabajo a campo durante la campaña 2020/21, y ante un escenario de escasas precipitaciones, una fecha de secado a mediados de septiembre, hubiera generado un menor riesgo. Precisamente en el momento en el que se empezaba a evidenciar el estrés en los cultivos.

Perspectivas a futuro
Según explica la Ing. Lardone, se continuará evaluando la productividad del cultivo de maíz en las parcelas con distintas fechas de secado de vicia, y bajo una situación testigo de barbecho químico.

Experiencia de especies de cultivos de cobertura bajo dos ambientes: riego y secano
Desde de marzo de 2020 en la zona de Las Acequias, en el establecimiento Ossana-Ottamendi (correspondiente a zona Periurbana II o agropecuaria II), se viene desarrollando una experiencia con distintas especies de cultivos de cobertura bajo dos ambientes, riego y secano.

La Lic. Mónica Boccolini, profesional de AER INTA Río Cuarto, comentó que hasta la fecha se han realizado cuatro muestreos evaluando la producción de materia seca por hectárea (MS/ha). Además, se determinó el agua útil disponible a la siembra de las coberturas y la emergencia de plantas.

Durante diciembre 2020, también se realizó un muestreo de lombrices y raíces sobre tratamientos contrastantes seleccionados bajo riego, lo que nos permitirá obtener los primeros datos de aporte de carbono radicular por parte de las coberturas bajo dicho manejo en la zona.

La siembra de los cultivos de cobertura se realizó el 8 de mayo del 2020 y los muestreos de materia seca vegetal se llevaron a cabo en las siguientes fechas: 17/7; 03/09; 09/10 y 06/11.

Algunos resultados
Siguiendo lo planteado por la Licenciada, en general se observa un mayor número de emergencia de plantas en riego que en secano, lo cual es esperable, debido al mayor contenido de agua útil en el perfil. Las coberturas con mayor respuesta a dicha disponibilidad de agua fueron centeno y vicia sativa + centeno.

Por su parte, bajo secano, las que más se adaptaron a la falta de humedad fueron las mezclas de centeno y vicia sativa, vicia villosa + triticale y vicia villosa + centeno.

Número de plantas emergentes de cultivos de cobertura al 17 de julio de 2020, según repetición y manejo de agua

«En cuanto a la producción de materia seca, los tratamientos con Centeno, las mezclas Vicia sativa + Centeno y Vicia villosa + Triticale presentaron entre 4000 y 4500 Kg de MS/ha bajo riego. En cambio, bajo secano, los mayores valores se observaron en Triticale y la mezcla Vicia villosa + Triticale con 3500 y 3000 Kg/ha respectivamente», cierra Boccolini.

Promedio de la producción de MS (Kg/ha) de los diferentes cultivos de cobertura en cada situación de manejo. Año 2020.

Ambas experiencias continúan en desarrollo, «lo que permitirá seguir generando información local para una mejor gestión del agua en la zona de Rio Cuarto».

Fuente: Consejo Nacional de Conservación de Suelos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.