Una nueva etapa, que apuesta por una mayor eficiencia en las cadenas

Domínguez puso oficialmente en funciones a Garmendia y Guillen, al frente de los organismos claves para el sector agropecuario. “Empieza una nueva etapa poscovid, con nuevas exigencias que requieren mayor eficiencia en las cadenas”, subrayó el ministro de Agricultura y Ganadería.

El ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez, puso en funciones a Mariano Garmendia y Nacira Belen Muñoz –presidente y vicepresidenta del INTA, respectivamente– y de Diana Guillén y Rodolfo Acerbi –nuevas autoridades del Senasa–. Del encuentro, desarrollado en la sede de la cartea, participaron Juan Manzur, jefe de Gabinete de Ministros de Presidencia de la Nación, y Carlos Parera, director nacional del INTA, entre otras autoridades.

“Empieza una nueva etapa poscovid, con nuevas exigencias que requieren mayor eficiencia en las cadenas”, remarcó Domínguez durante el evento y subrayó: “En esto el INTA y el Senasa son clave para afrontar las barreras globales para los sistemas de producción”.

“Son momentos complejos para nuestro país. El clima nos complica y estamos para acompañar a los productores. Desde el Ministerio trabajamos para dar una respuesta inteligente a las demandas de la Argentina y del mundo”, señaló Domínguez durante el evento y agradeció la presencia Juan Manzur a la par que deseó los mejores de los éxitos y agradecimiento a los funcionarios que estuvieron a cargo.

Por su parte, Manzur transmitió el saludo y el acompañamiento del Presidente Alberto Fernández para el Ministro y todo el equipo de colaboradores. “Son tiempos complejos. Este es un equipo sólido que tiene todas las credenciales para hacer el trabajo que todos estamos esperando”, ponderó el Jefe de Ministros y agregó: “Este sector es uno de los motores que tiene nuestro país. Hoy estamos convencidos más que nunca del rol que tiene la Argentina y, a través del Ministerio, queremos disminuir brechas en un país profundamente federal”.

Luego del evento, Garmendia hizo referencia a los desafíos a los que se enfrenta el INTA –como cambio climático, agricultura familiar, agricultura empresarial, agregado de valor en origen–. “Tenemos que llevar la agenda de trabajo a los territorios para incluir más a los productores para que se desarrollen de manera sostenible en el tiempo y tratando de aumentar la productividad y rentabilidad del sector”, señaló.

“Junto con la Vicepresidenta, tenemos un compromiso muy fuerte para que el INTA crezca”, subrayó Garmendia.

Asimismo, Nacira Belen Muñoz habló sobre los principales desafíos que tiene la institución a mediano y largo plazo, en línea con la coyuntura institucional, en un contexto complejo.

“Estamos en un contexto complejo, pero de oportunidades y tenemos el gran desafío de trabajar juntos. El INTA es parte de una estructura que facilita la territorialidad, a través de diferentes herramientas”, destacó Muñoz y añadió: “Tenemos recursos humanos altamente capacitados, hay compromiso, convicción, ganas, nuestro capital humano formado es el que permite el encuentro en los territorios para resolver la complejidad y dar soluciones”.

Por último, la flamante Vicepresidenta indicó: “Vamos a continuar la gestión que se inició en relación a la perspectiva de género y la violencia laboral, vamos a continuar y profundizar el seguimiento de casos de violencia”. Y agregó: “El INTA avanzó mucho en la formación obligatoria por la Ley Micaela y en las capacitaciones en los territorios; estamos porque están, no hay institución sin capital humano, que es lo que realmente le da sentido a la institución”.

El perfil de las nuevas autoridades
Garmendia es ingeniero agrónomo egresado de la Facultad de Agronomía y Zootecnia (Universidad Nacional de Tucumán) y posee una especialización en Agronegocios del Centro de Altos Estudios y la Universidad de Georgetown. Además, es productor agropecuario y participa de la explotación familiar dedicada a la caña de azúcar y los granos.

En 1997 ingresó al INTA como técnico de terreno del programa Pro-Huerta y, hasta diciembre de 2006, desarrolló tareas de capacitación en formulación y ejecución de proyectos, organización y dirección de grupos de trabajo, relacionamiento institucional y extensión en relación a la agricultura orgánica.

Con una fuerte impronta en la gestión de proyectos, las energías renovables y la eficiencia energética, desde 2015 Garmendia se desempeñó como Secretario de Estado de Innovación y Desarrollo Productivo en la provincia de Tucumán. Allí, se dedicó a formular e implementar políticas de innovación y desarrollo tecnológico para la Provincia destinadas a transformar el conocimiento científico tecnológico en bienestar de la población y crecimiento económico sustentable.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.