Un uruguayo que vio antes por donde pasaba la historia

Pedro Testa es el alma-pater de Reproductores, la firma que en Argentina comercializa semen de Select Sires y está cumpliendo 30 años de actividad en el país.

""Testa nació en Uruguay y es hijo de agricultores. “En nuestro campo había agricultura, un pequeño tambo cerca de Montevideo y desde chico me interesé por la información sobre lo que estaba sucediendo en el sector”. 
Pero Pedro Testa tomó cabal dimensión de dónde estaba parado, cuando un día, convocado por una empresa americana solucionó un severo problema, en los inicios de la década del ´70. “Me dijeron que seguían en Uruguay si yo me armaba la compañía y todo lo demás. Yo creía que había técnicos, incluso en el país, que estaban al tanto de la tecnología y como se venía mejorando la cosa, entonces armo la sociedad y la dirijo desde el punto de visto económico, pero cuando entré me di cuenta que estábamos 50 años atrasados”. 
En el año 1972, Testa comienza a traer los primeros evaluadores y técnicos americanos a Uruguay. “Eran de la empresa Carmetion, que fue algo así como la madre de las empresa en aquel entonces en Estados Unidos”. 
A juicio del titular de reproductores había técnicos, pero el desarrollo genético casi no existía. No solo en Uruguay, también en Argentina. “Un día hablé con un director de ACHA y me encontré con que la entidad no conocía las pruebas americanas. Había un atraso muy grande. La producción por vaca de argentina estaba en poco más de 3.000 litros por lactancia, una cifra por cierto muy baja”.

La venida a Argentina 
A raíz de un trabajo puntual que comenzó en Uruguay y terminó en Argentina, testa decide instalarse en el país. “Hice lo mismo que en Uruguay. Me decidí a armar la compañía, a capacitar gente, etc, etc. Eran épocas en que no había nadie que tomara dimensión que había en otros lugares del mundo”. 
Los primeros clientes de Reproductores fueron de la provincia de Buenos Aires. “Solo algunos entendieron el proyecto que queríamos llevar adelante, pero de a poco fueron viniendo. La que hoy es una famosa cabaña se cansó de ganar en Palermo, y nadie la conocía”, dijo Testa en referencia a Lorentor. Añadió que el crecimiento de Reproductores fue muy gradual. “La gente trabajaba y no se despegaba de un centro, pero yo procuraba que hubiera algún lugar que usara nuestros productos. De esta manera a los tres o cuatro años empezaron a ver las vacas, y cuando un vecino veía que tipo de animal tenía este productor, ya la información corría sola y de ahí comenzaron a llamarme mayor cantidad de productores”. 
Reproductores S.R.L. es la única compañía que durante 30 años ha ofrecido semen importado. “Es que hubo otras que desaparecieron, y hay otras más jóvenes. Tenemos la ventaja de trabajar con Select Sires que es la mejor del mundo, entonces trabajábamos siempre con genética de primera. Antes de que yo tomara la representación se habían vendido 300 dosis en Argentina, y la primer gran venta que yo hice fue de 30.000 dosis”. En la actualidad, la firma comercializa anualmente entre 300.000 y 350.000 dosis. 

Cumpleaños y festejos de buena leche 
En el marco de su cumpleaños número 30, Reproductores participará nuevamente en Mercoláctea, aunque a la vez está presente en los eventos de peso en el sector lechero. En la empresa tiene hoy mayor protagonismo, su hijo Fernando. Así fue que ambos estuvieron presentes en el remate de cabaña Don Nura, realizado en Villa María. “Esta gente de Sobrero y Cagnolo es también un ejemplo. Ellos compraron un ganado base, que también habíamos hecho nosotros”. 
Como dato ilustrativo, el experto uruguayo indicó que en Argentina hay muy pocas vacas arriba de 100.000 kilos de producción vitalicia. “Las dos que se conocen últimamente son de Reproductores, y hay una tercera en Salta que ya llegó a los 100.000 kilos en el tambo de Marcelo Usandivaras, de Lácteos Mu”, dijo Testa. Reproductores comercializa exclusivamente semen nacional, aunque en momentos en que se cerró la exportación también manejo semen nacional. “Hemos hecho buenos toros, aunque hoy los tenga otra compañía. Por ejemplo hay uno que se llama Dante, que lo tiene el CIALE, y ese toro lo hicimos nosotros, y el mejor toro que tuvo una cabaña de Santa que se llama Damián, también está hecho por mí”. 
Respecto al progreso genético que viene exhibiendo Argentina, Testa dijo: “En los últimos años fue bueno, porque veníamos de muy bajo. Pero le ventaja que tiene Argentina es que tiene todavía mucho por crecer, si hoy estamos bien, si la lechería está bien, no estamos pegados al techo, hay mucho potencial todavía, y hay zonas muy importantes como Morteros o Freyre, en el noroeste de Córdoba, en donde, si hoy subsisten económicamente, cuando mejore la genética, va a ser una zona más importante que ahora”, afirmó Testa. 
Cabe destacar que el gerente de ventas de Select Sires, Lon Peters destacó públicamente la percepción de Testa respecto al ganado de leche. “Cuando estoy con él mirando y evaluando vacas, siempre aprendo algo”. A esto habría que agregar que Peters es el encargado del programa SMS (Select Mating Service), que es un sistema computadorizado de análisis de rodeos y apareamiento correctivos. El programa  tiene 80 evaluadores trabajando en forma permanente en los rodeos lecheros de Estados Unidos, realizando más de tres millones de evaluaciones anuales. 
Lon Peters, además es el encargado de ventas, para toda Latinoamérica de Select Sires, y en su paso por Villa María señaló que Reproductores S.R.L. es el “mayor distribuidor de semen de Select Sires en toda América Latina”. 

¿Una vaca para el show y otra para el tambo? 
“Cuando vine a la Argentina tuve que pelar con varias cosas, entre ellas que por aquellos tiempos se hablaba de dos vacas, una para tambo y otra para show, y no es así. La vaca tiene que tener condiciones funcionales para que tenga una larga vida, que dé mucha leche, tenga partos frecuentes, más patas, ubre, pezuñas, fuerza constitucional, etc. Y yo no puedo tener una vaca que sea muy linda y no me de leche. Todavía hay muchas cabañas mal orientadas, que tienen toros lindos y vacas lindas que no dan leche, y eso es lo que luego se compra en las exposiciones, y así no van a mejorar el tambo, entonces, el concepto mío fue que hay que llevar producción y tipo juntos, bien juntos”, enfatizó Testa. 
Respecto al presente lechero indicó: “Veo a la lechería argentina en un muy buen proceso. Si estuviéramos tocando el techo de producción por vaca, y tuviéramos un mejor manejo, no podríamos progresar mucho. Pero a diferencia de otros países como Estados Unidos, donde están tocando el techo, a nosotros nos queda mucho por delante para crecer, incluso con la misma cantidad de vacas”.

 

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.