Un cordobés en tierras de Maddox

El médico veterinario Sebastián Reale (en la foto a la derecha), oriundo de Villa María recibió entrenamiento en Implante de Embriones en el establecimiento del reconocido productor lechero Douglas Maddox, vicepresidente (y futuro presidente) de la Asociación Holstein de Estados Unidos, enclavado en el Valle de San Joaquín, en el Estado de California, Estados Unidos.

""“Ruann, el establecimiento de Maddox es como una gran familia de 5.000 vacas en ordeñe, con promedios de entre 40 y 42 litros diarios, y no solo eso, el rodeo incluye a más de doscientas vacas excelente 90 puntos, o más, y hay alrededor de 2.000 vacas que tienen entre 85 y 89 puntos”, explicó el profesional.

 En el establecimiento nacen 2.500 terneros machos por año y no se castra ninguno. Maddox vende toda esa producción a centenares de productores de todo el mundo y de esa región americana, con precios que van de 1.500 a 20.000 dólares.

En los últimos años, el eje lechero en Estados Unidos fue cambiando: Wisconsin era el estado lechero por excelencia, y apareció de pronto California, con un furibundo crecimiento, sobre la base de muchos megatambos, como principal estado productor.  Hoy, el estado del oeste norteamericano genera el 22% de la producción de leche de Estados Unidos. Allí el clima es muy tórrido y seco, con lluvias de entre 250 y 300 milímetros por año, con fuertes calores en verano. “Lo interesante es que allí las vacas caminan entre 1,5 y 3 kilómetros por día, ya que están en un esquemas semiestabulados, donde si bien la comida se les lleva al corral, estas pasan los días en grandes corrales de una hectárea, dividida en rodeos de 50 vacas”, puntualizó Reale. Aclaró que, en el tambo de Maddox, los animales caminan sobre cemento. “Yo nunca pensé que caminaran tanto, de allí que ellos hagan tanto hincapié en vacas de buenas patas”. 
Lo visto en el país del norte, convenció al profesional villamariense a integrarse a un esquema de trabajo con la familia Marsiletti, que representa a Ruann en Argentina y en Sudamérica. “me vine enamorado de las vacas que tiene Maddox, vi una ubre mejor que la otra, vacas con gran amplitud de costillas, patas excelentes y un tamaño intermedio. Nunca pensé en ver tanta cantidad de buenas vacas, reunidas en un solo lugar”. 
Cabe destacar que Maddox tiene dividido el rodeo en dos: Un rodeo comercial, con un 80% de ejemplares puros de pedigrí y otro rodeo de elite, que son las vacas para competir en los shows. Reale reprodujo, en el diálogo con Semana Rural, la visión de Maddox, respecto a las diferencias entre las vacas comerciales y las vacas para el show. “Me dijo que es lo mismo que casarse con una Miss Universo, o con una mujer común y trabajadora. Afirmó que una vaca de show es para el show, por ende no hay que pedirle que te haga la comida o te cuide los chicos, o que no malgaste dinero, porque eso es imposible. En cambio si se desea sacar leche hay que casarse con la una mujer común y trabajadora, es decir la vaca rentable, que es la mujer que te va a acompañar, va a hacer las tareas del hogar, y aporta a la familia”.

Recorrida en tambos de Córdoba 
Los integrantes de la familia Marsiletti, junto a Sebastián Reale recorren desde hace tiempo, muchos tambos en buena parte de Córdoba, comercializando los productos Ruann, y explicando la concepción del esquema genético que sostienen, y han tenido una buena recepción. “Hay mucho entusiasmo por mejorar tranqueras adentro y  hemos encontrado eco tanto en la posibilidad de incorporar semen como en el tema embriones”, señaló Alejandro Marsiletti, encargado de ventas de Produgenes (en la foto, a la izquierda). 
La idea de la firma es que los tambos comerciales accedan a genética de excelencia, y no descartan la venta de embriones. “Si bien hay mucha diferencia de precios entre el semen y los embriones, hay que decir que en este último caso se está comprando un embrión con 50 años de trabajo, de inversión, con un padre definido, de los diez mejores toros del mundo”, explicó Marsiletti. 
“Quisiera remarcar que sería muy inteligente que los productores, aprovechen esta oportunidad. Es la posibilidad de incorporar la misma genética que Maddox usa, y ahora está disponible en Argentina”, reforzó Reale.  

 

Dos líneas, con un mismo objetivo: la excelencia 
La idea de la firma, que tiene su central en Pergamino, respecto a la comercialización de embriones, es trabajar dos líneas: Una elite o Premium para cabañeros, y otra de embriones comerciales dirigida a productores, con indicadores excelentes, de madres 87-88 puntos, de 20.000 kilos, con abuelas y bisabuelas de 18.000. “Es la posibilidad de tener una genética excelente con poca plata, con una garantía del 50% de preñez”, subrayó Reale.

Tras este entrenamiento en California, será el mismo Sebastián Reale quien implantará los embriones en las vacas cordobesas. 
Es que Ruann, de sus 5.000 vacas, “lava” diariamente alrededor de 60 hembras, que son las donantes de embriones, es decir aquellas de alta producción, 92-93 puntos, o aquellas que tienen muchos sólidos. “Yo estuve trabajando con Alvaro Magalahes, un veterinario brasileño, encargado de la parte reproducción y lo que vi es que todos los días, las vacas se lavan y le coloca los embriones frescos a las vaquillonas. Cuando le sobran embriones, los congela y los vende al mundo, es decir lo mismo que usa Maddox, es lo que vende, por cierto material de calidad 1”.

 

En su estada en California, Reale pudo ver a Lassiter, el mejor hijo de Durham, excelente 95 puntos, vaquillonas de primer parto con 45 litros de promedio, excelentes por tipo. Además “he visto un hijo de Marshall, que es excelente, y me pareció muy interesante la idea de multiplicar esa buena genética, ya que los toros que están vendiendo, por pedido de productores de todo el mundo, son los mismos que ellos usan”. 
Sebastián Reale es hijo del reconocido veterinario Juan José “Canco” Reale, quien fue quien lo incentivó para viajar a California. “Me dijo que el tren pasa muy pocas veces en la vida, y que iba a tener la posibilidad de ver uno de los mejores rodeos del mundo”.

El profesional villamariense agradeció al Dr. Roberto Marsiletti, a su esposa y sus tres hijos, por la posibilidad de crecer. La representación de Ruann en Argentina y Sudamérica la ejerce la empresa Produgenes, de la familia Marsiletti (ver www.produgenes.com ).

Fórmula Maddox 
De los 2.500 terneros que nacen por año, se eligen alrededor de 30 terneros, a los que se les saca semen y se los prueba con vacas propias y de vecinos. De esos 25 toros, que se prueban, se evalúan sus hijas. Los toros van dos o tres años a descansar a Golden Genes, lugar donde se realizan los test de progenie, hasta que se las hijas confirman, o no, que se trata de toros superiores. “De esos 25 toros nacidos de madres y abuelas excelentes, diría de 7-8 generaciones excelentes, con 20.000 kilos de leche de su ascendencia, quedan dos o tres, que significan la superación del rodeo”, dijo Sebastián Reale.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.