Suelos del delta del Misisipí cambian la eficacia de la Atrazina

¿Por qué los suelos en ciertas partes del Delta del Río Misisipí causan el herbicida atrazina a degradarse demasiado rápido? Los científicos del Servicio de Investigación Agrícola han descubierto que un proceso microbiano, el cual ocurre después de una exposición corta a este herbicida, podría resultar en una pérdida de eficacia del atrazina.

Científicos en la Unidad Sureña de Investigación de la Ciencia de Malezas mantenida por ARS en Stoneville, Misisipí, han trabajado con cultivadores de maíz para entender por qué este fenómeno ocurre. En años recientes, a medida que los granjeros de Misisipí han cambiado de una producción de sólo algodón a una rotación de maíz y algodón, ellos han comenzado a utilizar atrazina — uno de los herbicidas más ampliamente usados en Norteamérica — para controlar las malezas de hojas anchas.
El líder de investigación Bob Zablotowicz y su grupo en Stoneville recogieron muestras de suelos con historias conocidas de manejo de 21 sitios en los condados Leflore, Sunflower y Washington en Misisipí. Entonces ellos usaron atrazina marcada con isótopos radioactivos para seguir el rastro del atrazina y calcular la tasa de degradación del herbicida a dióxido de carbono — un proceso llamado mineralización — en las muestras. Mineralización es un término para la degradación completa de un compuesto orgánico a componentes simples inorgánicos tales como dióxido de carbono, agua y amonio.
Los investigadores descubrieron que la mineralización fue extensa en los suelos con sólo de uno a tres aplicaciones de atrazina. La mineralización acumulativa varió de 45 a 72 por ciento sobre 30 días bajo condiciones de laboratorio.
Sus hallazgos, recientemente publicados en la revista Weed Science (Ciencia de Malezas), sugieren que las poblaciones microbianas capaces de acelerar la degradación de atrazina han desarrollado en los suelos del Delta del Río Misisipí después de una exposición corta al herbicida. Esto podría ser debido en parte a los inviernos muy suaves de la región del Delta y una precipitación abundante que permite una sobrevivencia continua de los microbios que degradan atrazina una vez que aparecen en el suelo.
La mayoría de los suelos bien drenados en el Delta han sido usados históricamente sólo para la producción del algodón, produciendo rendimientos con un valor de como 600 millones de dólares anualmente de cerca de 1,1 millones de acres. Pero la producción de sólo una cosecha a largo plazo puede eventualmente degradar el suelo y causar un aumento de problemas con plagas invasoras, incluyendo malezas, insectos y nematodos.
Recientemente, el maíz se ha convertido en una cosecha deseable para la rotación de cultivos, ya que requiere menos inversiones y puede proveer un buen beneficio con menos riesgo que el algodón. Investigaciones ahora se necesitan para encontrar otro reemplazo apropiado para la atrazina en áreas de producción donde su eficacia ha sido reducida significativamente.

Por Alfredo Flores – ARS-USDA

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio

Suscribite

Recibí en tu correo nuestro newsletter semanal de noticias.

Verificado por MonsterInsights