Soros lanza millonaria inversión para fabricar bioetanol en Venado Tuerto

El ministro de Planificación, Julio De Vido, reveló ayer el interés del grupo que lidera el húngaro americano George Soros en invertir "entre 250 y 300 millones de dólares" para desarrollar la producción de biocombustible a partir del maíz, en la Argentina.

""El funcionario, quien hizo el anuncio tras reunirse con el hijo del magnate, Jonathan Soros, en el hotel Four Seasons, precisó que el programa de inversión prevé construir una planta en la ciudad santafesina de Venado Tuerto y daría "1.300 trabajos directos y entre 8 y 10 mil indirectos".
Asimismo, el proyecto prevé una producción de 200 millones de litros del producto, lo que representa "un volumen muy importante para la Argentina", remarcó De Vido.
La elección de la ciudad de Venado Tuerto como lugar para encarar la transformación del maíz y la caña en biocombustible tuvo que ver con el ahorro de "costos de flete" y realizarlo "en el mismo lugar donde se produce".
Agregó además que Soros y los empresarios que lo acompañaban -entre ellos Alan Boyce, director del grupo-, vieron "sumamente positiva la ley de biocombustibles" sancionada recientemente por el Congreso que, según destacó, facilita emprendimientos de este tipo.

De Vido recordó que el grupo Soros viene incursionando en la producción lechera en la zona, derivada también del maíz.
"Tomamos el compromiso la semana que viene de remitir el tema al Inta, a la Secretariá de Agricultura y al Ministerio de Economía, a los efectos de poder encarar esta actividad" próximamente, indicó el titular de la cartera de Planificación.
Soros, el magnate que pasó a la fama con su famoso ataque especulativo a la libra esterlina, tuvo una participación muy activa en el mercado inmobiliario, y en particular en el de campos, cuando en los 90 participó como socio de las empresas Irsa y Cresud, de los hermanos Elzstain.
Si bien sobre finales de esa década vendió su participación en ese grupo, poco después de la devaluación volvió al país a través de Adeco Agropecuaria, una empresa vinculada a su fondo de inversión, a la norteamericana Halderman Farm y a capitales nacionales. Su primera gran adquisición fueron las 75 mil hectáreas que vendió Pecom Agropecuaria como parte de su propio proceso de transformación.

A partir de allí, Adeco inició un proceso de expansión que la llevó a administrar una 170 mil hectáreas en las provincias de Corrientes, Formosa, Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires.
Su última gran operación fue en junio de este año, cuando compró los campos del grupo Pilagá. En la zona de Venado Tuerto, el holding vinculado a Soros es propietario del establecimiento La Agraria, de 6 mil hectáreas.
A través de Adeco, Soros tiene fuertes inversiones en ganadería (la operación con Pilagá incluyó el traspaso de unas 70 mil cabezas), soja, maíz, trigo, arroz y girasol, y es fuerte en la producción de leche, negocio en el cual también pretende avanzar a nivel agroindustrial.
La apuesta a los biocombustibles es la más reciente pasión del magnate. En febrero de este año compró una usina en Minas Gerais, Brasil, para la producción de etanol en base a caña de azúcar.
El proyecto que, trascendió ayer, impulsará en Venado Tuerto, está orientado a la producción de etanol en base a la transformación de maíz. El ministro de Producción de Santa Fe, Roberto Ceretto, recibió la noticia con beneplácito ya que "en la provincia hay muchas inversiones anunciadas para producir biodiesel, en base a soja, pero muy pocas en bioetanol, que son más intensivas en cuanto a inversiones y mano de obra".

El posicionamiento de Santa Fe como productora de bioenergía comenzó a vislumbrarse a partir de la decisión de grandes empresas de invertir en la transformación de soja en biocombustible. En ese proceso están embarcadas la mayoría de las industrias aceiteras, con distintos grados de avance, como Vicentín, Aceitera General Deheza y Cargill. Pero también empresas específicamente dedicadas a la producción de biocombustibles, como Oil Fox, que instaló una planta en San Nicolás y planea instalar otra en San Lorenzo con socios norteamericanos, petroleras (Repsol evalúa el destino de una inversión de 30 millones de dólares) y hasta terminales portuarias, como la empresa que opera el puerto de Rosario. También la química ICI evalúa con una cooperativa agrícola y otros socios un emprendimiento dedicado a este tipo de producciones.

La revista especializada Oil World proyecta un aumento en la capacidad de producción de biodiesel a nivel mundial para alcanzar los 15 millones de toneladas en 2007 y 9 millones más para el año siguiente.

De Vido se reunió con Soros Junior en el marco de la misión oficial que encabeza el presidente Néstor Kirchner a Nueva York, donde hoy participará de la asamblea de las Naciones Unidas. Pero la gira tiene un perfil claramente orientado a seducir inversiones. En ese sentido, el jefe del Estado participará mañana de la apertura de las sesiones de la Bolsa de Nueva York.

Hoy, De vido mantendrá un desayuno de trabajo con empresarios nucleados en el Business Council International Understanding. Participarán, entre otros, representantes de la cadena de supermercados Wal Mart, AES, Chevron-Texaco, City Group, Coca Cola, Procter&Gamble, Cargill, Dow Chemical, Exxon, Occidental Petroleum y Duke Energy.
De Vido se reunió con Jonathan Soros, hijo de George, en el Hotel Four Seasons.

Fuente: diario La Capital de Rosario ( www.lacapital.com.ar )

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio

Suscribite

Recibí en tu correo nuestro newsletter semanal de noticias.

Verificado por MonsterInsights