Solarización en horticultura, una tecnología con excelentes resultados

Además de lograr un adecuado manejo de malezas y enfermedades, también se utiliza la solarización para mejorar la fertilidad del suelo. Una experiencia incipiente se está llevando a cabo en una finca hortícola de “General Pizarro”.

La solarización es un método que se usa para la desinfección de los suelos de manera natural, sin el agregado de ningún tipo de agroquímicos, para el manejo de plagas, enfermedades y malezas.

“De las mediciones hechas en años anteriores en INTA Salta, se obtuvieron muy buenos resultados para el control de nematodos, esclerotinia y algunas enfermedades bacterianas, como así también con malezas” cuenta Gustavo Ramírez, coordinador del Área de Coordinación Territorial y Desarrollo Rural del INTA EEA Salta.

Como primera medida, la técnica de solarización se realiza mediante el laboreo del suelo; el mismo debe ser los más profundo posible, con un mínimo de 20 cm de profundidad. “Luego de la remoción del suelo, es necesario que el perfil tome un muy buen contenido de humedad, cercano al punto de saturación. Esto se puede dar a través del riego o esperando que lleguen lluvias fuertes que penetren en el suelo” asevera Ramírez.

Una vez culminada esta etapa, “se coloca un plástico transparente, de 25 a 30 micrones de espesor, de manera que quede muy bien aplicado sobre la superficie del suelo, evitando cualquier tipo de pérdida de temperatura. Con esto, lograremos que la radiación solar caliente el suelo hasta llegar a 60 °C según mediciones que hemos realizado” manifiesta el técnico.

Se recomienda utilizar esta técnica en verano ya que es el momento en donde el suelo recibe la máxima radiación solar; una de las condiciones óptimas para su éxito es que se presente un verano muy soleado.

A su vez, hay productores que usan la solarización para mejorar la fertilidad del suelo. “Vieron que, una vez solarizado el suelo, los cultivos tuvieron un mejor desarrollo vegetativo, y esto se debe a que el calor y la humedad que levanta el suelo a través de la solarización, ayuda a mejorar la solubilidad y disponibilidad de algunos fertilizantes que se hayan usado previamente” destaca el técnico.

Ezequiel Sánchez. Productor hortícola

Ezequiel Sánchez, que trabaja en la finca de Darío Talló e Hijos en la localidad de General Pizarro (Salta), nos cuenta que en esta campaña utilizaron la solarización porque tuvieron problemas de enfermedades en las raíces de las plantas y en el suelo, como así también por la presencia de malezas. “Este año empezamos a probar esta tecnología, pero sabemos que en otras fincas se la ha usado, obteniendo muy buenos resultados” dice el productor.

Más adelante, agrega que “para la solarización, preparamos muy bien la tierra, pasando varias veces la rastra para que el suelo quede bien ceniza. Una vez que llovió, logramos un muy buen barro para luego cubrir todo el suelo colocando el plástico, cuidando que no haya pérdida de humedad ni de aire; así lo mantuvimos a lo largo de casi dos meses”.

Asimismo, nos comenta que decidieron solarizar las tierras más antiguas, de más de 7 u 8 años de plantación, y también las que sufrieron más enfermedades. Hasta el momento, “luego de tres meses de finalizada la etapa de solarización, y al inicio de la cosecha de berenjenas y pimientos, se ven buenos resultados, con ausencia de enfermedades y un mejor crecimiento de los cultivos”.

Por: INTA (https://inta.gob.ar/documentos/solarizacion-en-horticultura-una-tecnologia-con-excelentes-resultados)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.