Se espera una reducción de casi el 45% en los rendimientos del trigo cordobés

Con un avance de cosecha del 83% en la provincia, los rendimientos promedios ya se estiman en 16 qq/ha. La producción de garbanzo también sufre una importante caída.

La Bolsa de Cereales de Córdoba realizó una estimación de rendimientos para la campaña fina en la provincia. En lo que respecta al trigo, cultivo sobre el cual ya hay un avance del 83% de cosecha, se indicó que en su producción en secano alcanza un rendimiento máximo de 26 qq/ha. Mientras que  el mínimo es de 10 qq/ha. Bajo riego los rindes son más estables, presentando un piso de 43 qq/ha y un máximo de 46 qq/ha. Se destaca que los valores más altos son para trigo candeal, que presenta rendimientos superiores a 50 qq/ha.

En la provincia se sembraron 1.264.300 hectáreas en esta campaña, lo que significó una reducción del 22% respecto a la 2019/2020. Las hectáreas cosechables fueron 886.200 (-41% respecto a la campaña pasada). En cuanto a la producción total en toneladas, se estiman en 1.415.700, que representarían una reducción notable respecto al 2019/2020, en torno al -67% (cuando se obtuvieron unas 4.638.100 toneladas).

En lo que respecta al cultivo de garbanzo, el rendimiento alcanzó valores máximos de 15 qq/ha y mínimos de 10 qq/ha. El 18% de la superficie se perdió debido a problemas sanitarios, ocasionados por la mosca barrenadora (Familia: Agromyzidae) y por Fusarium (Fusarium sp.).
Al igual que en trigo, la falta de agua durante el ciclo ocasionó una merma en los rendimientos, que alcanzarían los 13,6 qq/ha, lo que significaría una merma del -9% respecto a lo obtenido en la campaña pasada.

Esta última campaña, que ya lleva un avance de cosecha en torno al 85%, tuvo 17.800 hectáreas sembradas (-61% respecto a la anterior), de las cuales fueron cosechables 14.500 (-65% respecto a la 19/20), y se ha obtenido hasta el momento una producción de 19.800 toneladas (-68% respecto a la anterior campaña)

Contexto climático
El periodo crítico de los cultivos invernales se desarrolló durante septiembre y octubre, cuyas precipitaciones fueron un 39% inferiores al promedio histórico (2007-2020). Como consecuencia, el rinde y producción se vieron afectados.

Para los próximos días, el Climate Prediction Center (EEUU) prevé precipitaciones de 5 mm a 35 mm en un gradiente ascendente de oestea este, lo cual no afectaría la finalización de las labores de cosecha.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.