Schiaretti subirá un 50% los impuestos en Córdoba

El gobernador cordobés envió a la Legislatura el proyecto de Ley del Presupuesto 2022 que contempla fuertes subas. Son del 49,5% en promedio para los impuestos Inmobiliario Urbano, Inmobiliario Rural y Automotores.

En los círculos políticos cordobeses no pasó desapercibido que el tarifazo de “el Gringo Schiaretti” también impactó en un actor principal de su base electoral: “el campo”; donde las subas del Impuesto Inmobiliario Rural, oscilan entre el 41% y el 61%.

La suba impositiva llega tras la paliza electoral sufrida el pasado domingo 14 de noviembre, donde pese a jugar con todo el aparato del Estado provincial, de la Municipalidad de Córdoba y más de 150 municipios entre los que destacan Río Cuarto, Villa Carlos Paz y San Francisco, la lista del gobernador Juan Schiaretti sólo cosechó 25% de los votos, apenas 43.600 más que en las PASO. Luis Juez y Rodrigo de Loredo de Juntos por el Cambio, treparon hasta el 54% de los votos, concentrando el voto refractario al Frente de Todos. El mandatario provincial lanzó una feroz campaña chauvinista denunciando que Córdoba subsidiaba con sus aportes al Tesoro de la Nación a los vecinos porteños y llamó a votar a su esposa Alejandra Vigo -es diputada y ahora fue electa senadora- y a Natalia de la Sota -salta de la Legislatura cordobesa a Diputados- para defender a Córdoba y a los cordobeses. El impuestazo enviado a la Legislatura demostró que a los cordobeses los ataca el propio Gobierno schiarettista.

El sablazo del gobernador también avanzó en los impuestos que pagan los productores rurales, aliados de Schiaretti a través de la Mesa de Enlace.

En el proyecto de Presupuesto hay 8.043 propiedades exentas de pagar; a la vez que el resto se divide en tres grupos con una escala contributiva escalonada:

-Grupo 1: 116.170 campos, el 58% de las propiedades, deberán pagar un aumento del 41%.

-Grupo 2: 59.281 campos, el 29% de las propiedades, sufrirán una suba del 54% de sus impuestos.

-Grupo 3: 25.768 campos, el 13% de las propiedades, tendrán un aumento del 61%.

“Acá se habla mucho de bajar las retenciones, pero no se dice nada de la presión impositiva de la Provincia. Habría que desmenuzar bien el impuesto, entre lo que es el impuesto estrictamente y las tasas adicionales, que impactan en el conformado total que debemos pagar. Estas cosas pasan porque la Mesa de Enlace está de luna de miel con Schiaretti y es un sello sin apoyo de las bases”, graficó Víctor Gasparini, un productor de la zona de Oncativo, una pequeña pero rica ciudad de casi 16 mil habitantes ubicada sobre la autopista Córdoba-Rosario, a 76 kilómetros al sudeste de esta Capital en el límite donde finaliza el Gran Córdoba y comienza la producción de soja y otros comodities.

Gasparini, ex dirigente de la Delegación Oncativo de la Federación Agraria Argentina (FAA) tiene un campo de 30 hectáreas donde produce alfalfa y otros forrajes y alquila un campo vecino de otras 30 hectáreas: “En Argentina y en Córdoba no hay una política de Estado para el campo. En el país hay cada vez menos explotaciones agropecuarias, es tiempo de revisar la concentración de la producción. Curiosamente, esa concentración se hace con el trabajo y la maquinaria de los auténticos productores”.

En cambio, ninguna de las patronales del campo que integran la Mesa de Enlace se quejó del impuestazo del gobernador Schiaretti.

Durante la campaña electoral, el mandatario provincial recibió el 22 de septiembre pasado con los directivos de las cuatro entidades que integran la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA) y aprovechó para criticar una vez más a la gestión del presidente Alberto Fernández: “Como ejemplo, en los anteriores gobiernos kirchneristas hubo cepo en la exportación a la carne y, mientras que la inflación aumentó 800 % en ese período, la carne le aumentó a los argentinos 1800 % aproximadamente”, señaló el gobernador.

En esa reunión, Schiaretti les dijo a los ruralistas: “Fue mucho peor el remedio que la enfermedad y repetir errores redunda en contra del pueblo argentino y en contra de la producción de nuestra Córdoba. Por eso hemos coincidido, queremos la derogación inmediata del cepo a la exportación a la carne. Creemos que debe ser levantado de inmediato el cepo a la carne y la prohibición de exportar carne, porque, además, siempre que se utilizó esta medida terminó siendo la carne más cara para los argentinos”, y lo aplaudieron Nicolás Pino (Sociedad Rural Argentina); Elbio Laucirica (Coninagro), Jorge Chemes (Confederaciones Rurales Argentinas) y Carlos Achetoni (Federación Agraria Argentina). Delante de los medios, Schiaretti le exigió al ministro Julián Domínguez de Agricultura, Ganadería y Pesca el levantamiento del cepo a las exportaciones de carne.

Sin embargo, otra vez, la foto y la defensa del campo quedaron en la campaña y el Gobierno de Córdoba aplicó un impuestazo a los productores.

Impuestazo para todos

La suba de los impuestos llegó a los cordobeses, cuando desde la oposición advirtieron que en el Proyecto de Ley de Presupuesto General para el año 2022 estaba contemplado un tarifazo que va desde el 22% al 58% en el Impuesto Inmobiliario Urbano de viviendas construidas; mientras que en el Impuesto Inmobiliario Urbano para terrenos baldíos el ajuste oscila entre el 32% y el 67%. Para el Impuesto Inmobiliario Rural, las subas van del 41% al 61%; mientras que en el Impuesto Automotor el aumento llega al 44%.

-En el caso del Impuesto Inmobiliario Urbano para las propiedades construidas, la tabla girada por el ministro de Finanzas de la Provincia, Osvaldo Giordano, señala que hay 160.976 viviendas exentas de pagar impuestos (el 13% del total); otras 518.053 viviendas (el 41% del total) que están valuadas fiscalmente hasta $ 1.950.000 tendrán un aumento impositivo del 22%; una cifra similar, 511.366 propiedades (40%) valuadas hasta $ 6.250.000, sentirán una suba del 31% y otras 84.052 (el 7%) valuadas en más de $ 6.250.000 deberán pagar impuestos con un incremento del 58%.

El proyecto de Ley de Presupuesto donde se detallan estos aumentos fue presentado en la Legislatura por el ministro Giordano el pasado miércoles 17 y se debatirá en el recinto en las sesiones del 1 de diciembre en primera lectura; y 15 de diciembre en segunda lectura. Se descuenta que la coalición schiarettista Hacemos por Córdoba aprobará el impuestazo sin problemas, ya que cuenta con 75% de los legisladores.  

Pese a que los medios hegemónicos cordobeses blindaron al gobernador y publicaron que el impuestazo “es menor a lo que se esperaba” y que “la suba será de hasta el 49,5%, menor a la inflación de 2021”; el propio proyecto destaca que el aumento en el Impuesto Inmobiliario Urbano será hasta el 60%: “Para alcanzar ese aumento promedio objetivo es necesario definir cuotas o topes máximos de variación interanual  en el impuesto a pagar, ya que, de lo contrario, si se aplicaran las fórmulas de cálculo del impuesto sin acotar la variación interanual del impuesto a pagar, podrían presentarse casos con elementos muy elevados. Es por ello que año a año se establecen topes de incrementos máximos por inmueble -incluyendo a tales fines el Fondo que se recauda conjuntamente con el mismo-, los cuáles varían en función del grupo al que pertenezca cada propiedad. Para el año 2022 esos topes se fijaron en el 40%, 50% y 60% para los inmuebles de los grupos 1,2 y 3, respectivamente”. 

-La suba también impacta en el Impuesto Automotor: aquellos vehículos valuados hasta $ 1,5 millones tendrán un 39% de aumento; y los mayores a $ 3,5 millones, tendrán una suba del 44%.

Fuente: Portal El Destape (https://www.eldestapeweb.com/ )

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.