Proyecciones de rentabilidad para la campaña agrícola 2021/2022 en Córdoba

Para la campaña 2021/22 se estima en la provincia una rentabilidad promedio menor a la de la campaña 2020/21, aunque superior a la de las campañas 2018/19 y 2019/20, con la excepción del trigo.

A pesar de que los precios esperados se encuentran por encima del promedio, el aumento de los costos de siembra y cosecha, así como el arrendamiento de la tierra, reducen la rentabilidad que se espera para la campaña 2021/22 en comparación de la campaña previa.

En este contexto, desde la Bolsa de Cereales de Córdoba llevaron a cabo un informe de las proyecciones de rentabilidad para la provincia. Las mismas indican que serían de 11% para la soja, 19% para el trigo con soja de segunda, 22% para el maíz temprano y 10% para su contraparte tardía.

Las estimaciones fueron el resultado de últimos datos disponibles, la mayoría con promedio al mes de septiembre, mientras que los rendimientos de los cultivos fueron calculados como un promedio de las últimas tres campañas, a excepción del trigo que cuenta con un promedio de las últimas seis campañas.

Desde la entidad, aclaran que las estimaciones que se presentan a continuación, están sujetas a variaciones en los precios y en las condiciones agronómicas y meteorológicas.

Precio de los granos y proyecciones
Los precios de los granos durante septiembre de este año se ubicaron en un promedio de USD 232/tn para el trigo, USD 344/tn para la soja y USD 198/tn para el maíz. Este nivel resulta elevado si se lo compara con campañas anteriores, y similar a los precios récord de 2012. Si bien los precios han retrocedido con relación a los picos alcanzados en el mes de mayo del corriente, una oferta más ajustada a nivel global respecto al año previo y la recuperación de la economía mundial explican este comportamiento y sostienen los valores.

La perspectiva hacia el precio de los cultivos se mantuvo alta durante la mayor parte del año, con un retroceso en los meses de junio y julio debido a las mejores perspectivas de la cosecha de Estados Unidos y las posibles reformas a las mezclas de combustibles en el mismo país, entre otras causas, pero nuevamente tomaron fuerza en agosto y septiembre.

Para los próximos meses el mercado espera una evolución bajista para la soja y el maíz, aunque aguarda un futuro prometedor para el trigo. Mirando hacia el mes de cosecha se esperan precios de USD 236/tn para el trigo, USD 317/tn para la soja, USD 191/tn para el maíz temprano y USD 177/tn para su variante tardía. Estos precios se mantienen entre el 10% y el 24% por encima de su promedio en los últimos diez años, especialmente el trigo y el maíz.

Con la cosecha norteamericana entrando en su etapa final, las miradas del mercado comenzarán a enfocarse en la campaña gruesa de Brasil y Argentina. De acuerdo con el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, en el caso del maíz se espera que ambos países incrementen su área sembrada y alcancen una producción récord de 171 millones de toneladas. A pesar de la mayor oferta, la demanda mundial sería récord y la relación stocks/consumo se ubicaría en niveles similares a los de la campaña 2020/2021, levemente por encima del promedio histórico.

Esta situación, si bien no genera una presión alcista, permite sostener los precios en niveles relativamente altos. En el caso de la soja, también se vería un incremento en la superficie a sembrar. De esta manera, Brasil obtendría la mayor producción en su historia con 144 millones de toneladas y Argentina vería una recuperación de casi 5 millones de toneladas en la misma, alcanzando un volumen de 51 millones de toneladas. En total, la oferta conjunta totalizaría un récord de 195 millones de toneladas. Al igual que en el caso del cereal, el consumo global sería el mayor de la historia y, si bien la relación stocks/consumo sería más holgada, presenta una situación más ajustada que en el período 2016-2019 donde los precios de la oleaginosa se encontraban en niveles bajos.

En este sentido, si bien no hay indicios de que los valores alcancen los niveles registrados en el primer semestre del año, las perspectivas de los precios de los granos gruesos para la campaña 2021/2022 indican que se ubicarían por encima del promedio. Sin embargo, hay que tener presente que, de no cumplirse las proyecciones productivas para Sudamérica podrían generarse subas adicionales.

Respecto a los pecios relativos entre los granos, desde fines de 2015 en adelante hubo un reacomodamiento de los precios internos para reflejar los cambios en los derechos de exportación, que favoreció especialmente al maíz. En este sentido, desde enero de 2011 hasta diciembre de 2015, la relación del precio soja/maíz, es decir, cuántas toneladas de maíz podría adquirir al vender una tonelada de soja en el mercado disponible, se ubicó en un promedio de 2,1 toneladas. Por otro lado, desde enero de 2016 hasta septiembre de este año, la relación disminuyó y se situó en un promedio de 1,7 toneladas de maíz por cada tonelada de soja, reflejando el incremento de valor del cereal respecto a la oleaginosa. Para mayo de 2022 se espera que esta relación se ubique en exactamente 1,7, con pocas fluctuaciones en los meses anteriores.

Por otro lado, tanto la relación soja/trigo como maíz/trigo, que reflejan cuántas toneladas de trigo podrían adquirirse con estos dos granos, tiene perspectiva bajista debido tanto al mayor precio que se espera para el trigo como por la menor cotización especulada para la oleaginosa y el maíz.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.