Proveedores de insumos piden reducir burocracia oficial 

Desde el sector de las empresas proveedoras de insumos para el campo, tales como fertilizantes o coadyuvantes, reclaman cambios al gobierno de Javier Milei con el objetivo de habilitar el uso de nuevas tecnologías en fitosanitarios.

Empresas dedicadas a la provisión de nuevas tecnologías para el campo en materia de nutrición y sanidad, plantearon la necesidad de mejorar los esquemas de aprobación de las fórmulas de los productos que se venden en el mercado local y consignaron que, en países como Estados Unidos o Brasil, el trámite es online y lleva menos de media hora, y que, en el caso de Argentina, una registración similar, obliga a una presentación por ventanilla y a través de papel, sin seguimiento online, y cuya aprobación puede llevar más de dos años. 

Así lo indicó Pablo Lafuente, director Global de Negocios de la compañía Spraytec: “Spraytec trabaja en cuarenta países en el mundo, y en casos como en Brasil, Estados Unidos o Australia, registrar la fórmula de un fertilizante, que no tiene banda toxicológica y que se aplica para recuperar nutrientes, es un trámite que se hace online y demora 20 minutos. En tanto en la Argentina, esto puede demorar dos años, con la participación de gestores y múltiples trámites oscuros que requieren la presentación de papeles. Durante dicho período siempre aparece la frase ‘está a la firma’, cuando debería haber un seguimiento online y ser transparente”, explicó Lafuente.

Por tal motivo, desde la empresa, como es el caso de tantas otras que operan en el mercado agrícola argentino, se requiere cambios que frenen la “burocracia interna” que tienen organismos como el SENASA. El tema le sería presentado en breve al propio secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Fernando Vilella, para que evalúe la situación.

Para las empresas, tal como consignó Lafuente, este tipo de prácticas “limita la libre competencia” que pueden tener las empresas en el mercado doméstico y también “la incorporación de nueva tecnología, lo que se presenta como una situación dramática” para las empresas y la producción, indicó.

El directivo de Spraytec comentó que, por ello, el mantenimiento de mecanismos burocráticos como los actuales, para la registración de nuevos productos fitosanitarios, tales como fertilizantes, coadyuvantes o estimulantes, “hacen pensar que Argentina vive en el Siglo XIX: ya que un trámite ante el SENASA hace pensar que se legisla para gente que usa caballos por las calles, cuando por Buenos Aires, hoy se debe regular en uso de autos eléctricos”.

“Es ridículo lo que sucede en el organismo. Este es parte del problema y deberían producirse cambios urgentes para que Argentina retome la senda de la productividad agrícola que necesitamos. Un ejemplo, Spraytec tiene 60 productos registrados en Brasil, otros 25 en Australia y 40 en Estados Unidos, y en Argentina tenemos 6. Trabajamos en 40 países, y con un montón de empresas con las que competimos es siempre la misma: ‘Y en Argentina, la burocracia y los trámites son un problema’”, dijo Lafuente.

“Allí nuestros vecinos -dijo-, nos han pasado como postes. Este es el caso de Brasil, que presentó un gran crecimiento en los últimos años. La Argentina ahí tiene una deuda, ya que su producción debería dar un salto para poder alcanzar a nuestros vecinos y luego, con el potencial que tiene el país, podría volver a tomar el lugar en el mundo que teníamos hace tiempo”.

Importaciones
Lafuente confirmó que la empresa local mantiene una deuda con su Casa Matriz, y proveedores internacionales, por la aplicación de políticas como el cepo a la compra de dólares y también las trabas impuestas a la importación adoptadas por la gestión de Alberto Fernández.

“Tenemos una deuda con Casa Matriz, y proveedores de Alemania y China, por importaciones realizadas. El gobierno anterior nunca nos habilitó la compra de los dólares necesarios. Hoy hay propuestas para un bono, pero aún no está nada resuelto. Spraytec tiene la ventaja de que nuestra Casa Matriz nos puede financiar. Creemos que, con el paso de la campaña, las cobranzas a un nuevo dólar, nos permitirá cancelar dicha deuda”, explicó.

Por ello, expresó que uno de los factores que explica el estancamiento en incorporación de tecnología para mejorar la productividad por hectárea en la Argentina tiene que ver con cuestiones como la situación que ofreció hasta el 2023 “la economía y el tipo de cambio, donde la cotización oficial del dólar valía la mitad del real en el mercado, lo que impidió incorporación de mucha tecnología y también la importación de productos de calidad”.

Fuente: Perfil

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Scroll al inicio

Suscribite

Recibí en tu correo nuestro newsletter semanal de noticias.

Verificado por MonsterInsights