Producir mejor, una consigna a la que hay que atender desde el pie

El doctor Bruno Rutter es uno de los mayores especialistas del país en reproducción animal. Además es docente de la cátedra de reproducción animal de la Universidad de Buenos Aires. Dialogó en exclusiva con todoagro sobre un flagelo que zota los tambos: Las enfermedades podales.

""En Argentina son dos las enfermedades podales de mayor importancia, una es la Laminitis, que es la más importante en cuanto a difusión. La otra es una enfermedad infecciosa, denominada la dermatitis digital, o pietín, donde hay distintas posibilidades de tratamientos, desde pediluvios hasta tratamientos individuales con antibióticos u otros productos que solucionan el problema. “En todo el país, el ganado lechero, tiene el mismo problema”, afirmó Rutter.

 

 

Cómo darse cuenta de estos problemas en las vacas de tambo. Responde el experto: “A través del diagnóstico precoz, lo vemos cuando observamos una renguera en un animal que no tenía nada, la aparición de una pequeña úlcera o deformaciones en las pezuñas. A partir de allí hay que hacer atender al animal lo antes posible por un profesional capacitado para ese tipo de tratamiento”.

 

 

Respecto a su detección el profesional señaló que hay que instruir al personal, “por lo menos al tambero, al jefe, para que empiece a observar eso, ya que si no se da cuenta, todo puede ser más grave, por eso el productor debe entender que no todo es la sala de ordeñe. Se trata de observar periódicamente al rodeo, de  forma más exhaustiva cada 15 días y ahí identificar los animales que están con algún problema”.

 

 

 

 

Dimensionando el problema

 

 

 “En general a nivel de tambo, hay entre un 20 y un 25% de animales afectados. Además se calcula que hay una pérdida, en la lactancia, de un 20% de leche por lo menos, y el animal afectado no vuelve, en esa lactancia, a producir lo que estaba estipulado que produzca”, subrayó Rutter. Pero claro que los problemas no sólo son de carácter productivo, sino que además habrá inconvenientes en lo reproductivo. “El impacto en la reproducción también es importante, porque un animal rengo no manifiesta celo, y hace funcionar su eje reproductivo suficientemente bien. Todo esto tiene un impacto económico importante. El productor debe analizar cuales son las pérdidas que le producen este tipo de enfermedades. Creo que todavía, a nivel general, no se ha dimensionado, la magnitud del problema”.

 

 

 

 

 

 

Desvasamiento de la pezuña

 

 

El desvasamiento de las pezuñas sanas también debe estar en la agenda anual del tambo. “Lo lógico sería hacerlo una vez por año, estoy hablando de pezuñas que no tienen patologías, es decir, corrección de forma y apoyo de ese animal, después, en los problemas patológicos, sobre todo en laminitis – dermatitis hay que actuar, o en el momento de la deformación o de la úlcera. Cerealmente en laminitis se tiene que enfocar la observación en los dos o tres meses posteriores al parto, donde están los picos del problema. Es decir la tarea de observación debe aumentar en el invierno, ya que en nuestro país las mayores pariciones se dan en otoño”.

 

 

 

 

COMO SIEMPRE, MEJOR PREVENIR QUE CURAR

 

 

El tratamiento en los rodeos con problemas no es una tarea simple; debemos pensar en problemas poblacionales. Esto tiene dos enfoques: el primero, solucionarlo y luego cómo implementar un programa preventivo para que no se repita el problema en la magnitud que lo hemos encontrado. Algo que se debe tener en cuenta es que las patologías podales no son erradicables, sólo se puede mantener un equilibrio con una incidencia baja de estas afecciones clínicas en el ganado bovino.

 

 

 

 

Cuidado de las pezuñas

 

 

Los cuidados de las pezuñas comprenden una serie de acciones encaminadas a mantener o restaurar la salud podal. Ellas son:

 

 

1.- Recorte de pezuñas:

 

 

Puede tener efecto preventivo y curativo pero debe ser realizado de una manera apropiada para equilibrar el reparto de pesos y presiones sobre los tejidos blandos dentro de la cápsula córnea. El recorte de pezuñas no es una simple acción mecánica, implica capacidad de juicio del operario y no debe hacerse de un modo automático. El objetivo no es sólo eliminar un exceso de casco, sino principalmente restaurar la funcionalidad del pie.

 

 

El desvasador debe ser un veterinario o debe tener un entrenamiento adecuado, debe estar familiarizado con todas las enfermedades que afectan los miembros de los bovinos y en el manejo de las vacas.

 

 

Para saber con qué frecuencia se debe desvasar, hay que evaluar la incidencia anual de cojeras. Si es menor al 4 %, se debe desvasar cuando se considera necesario.

 

 

En cambio, si la incidencia anual de cojeras está entre el 4 y el 8 %, se debe desvasar una vez al año y si la incidencia anual de cojeras excede el 8 %, se debe desvasar 2 veces al año.

 

 

Si el problema es muy grande, con porcentajes mayores al 20 %, se hará un plan de desvasado y de control sistemático para los animales afectados y luego de controlados estos, se iniciarán los trabajos sobre los animales presuntamente sanos.

 

 

Para hacer un recorte funcional de las pezuñas, en miembros posteriores la pezuña interna se deja lo más alta posible en el talón y el casco exterior sobre dimensionado más bajo para reducir el peso que recibe. Haciendo esto, se manda parte del peso de la pezuña externa a la interna.

 

 

 

 

Pediluvios

 

 

El pediluvio es para las lesiones podales un subsidio profiláctico terapéutico que no hay que descartar. El principio consiste en mantener al bovino por un tiempo más o menos largo en piletas conteniendo líquido a nivel tal que recubra totalmente los dedos.

 

 

Tiene tres propósitos: Una acción mecánica de limpieza, una acción endurecedora del cuerno, y una acción antiséptica, sobre todo en algunas lesiones de piel.

 

 

En el primer caso, sólo se usa agua que por motivos obvios debe ser cambiada frecuentemente; tiene acción de limpieza en miembros sucios con barro y/o materia orgánica, los residuos que quedan en la pileta deben ser eliminados para no mantener un foco de infección constante.

 

 

En los otros dos casos, el líquido está medicado, lo cual permite la acción propuesta de acuerdo al agregado que se haga. Según distintos autores, son varios los elementos que se colocan en solución dentro de un pediluvio: Sulfato de Zinc,  Sulfato de Cobre, Formol, iodóforos, y antibióticos.

 

 

 

 

Tratamiento antibiótico

 

 

El tratamiento antibiótico se utiliza para la terapia de enfermedades infecciosas o cuando hay peligro de complicaciones sépticas. De acuerdo a la complejidad de la infección se puede aplicar:

 

 

En forma local: con un vendaje, utilizado en dermatitis digital incipiente.

 

 

En forma parenteral: en afecciones graves se deberá incrementar la dosificación así como los días de aplicación para poder obtener resultados satisfactorios.

 

 

 

 

Vendajes

 

 

Los procesos necróticos son bastante frecuentes, la peculiar estructura de los tejidos blandos internos de las pezuñas hacen que la eliminación quirúrgica de las estructuras necróticas sea particularmente peligrosa, cuando no hay un conocimiento profundo de la relaciones anatómicas. Los tejidos necróticos deben eliminarse; luego de lo cual es necesario aplicar vendajes utilizando: primero una gasa embebida en soluciones desinfectantes, polvos astringentes, antibióticos, etc; luego se puede colocar algodón fijado con un vendaje, terminando con vendas auto adherentes. Otros colegas aconsejan la utilización de cavidades cerradas (yeso).

 

 

 

 

Tacos ortopédicos

 

 

El original y aún el más simple es el de madera, con surcos en los dos lados. Sirve para sacar apoyo del dedo enfermo cuando es colocado en el dedo sano.

 

 

En los tacos encolados, se usan básicamente son resinas de dos componentes. Los buenos tardan unos cinco minutos en secar (dependiendo de la temperatura ambiente). Se pueden situar donde más convenga para que la vaca marche cómoda. Son los tacos más fáciles de colocar, pudiéndolos utilizar cualquiera, tomando unas precauciones mínimas.

 

 

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.