Preocupante: Habrá una caída en el uso de fertilizantes en la próxima campaña

Hace unas semanas se publicó una declaración sobre la brecha de nutrientes en nuestro país actualizada a partir del Atlas de Brechas de Rendimiento (GYGA) en trigo, soja y maíz para Argentina. Fernando de Andrade integra el panel por Argentina.

El presidente de Fertilizar Francisco Llambías  analizó el impacto de la guerra en el mercado de fertilizantes se refirió al tamaño del mercado internacional y compartió el siguiente cuadro ilustrativo donde se aprecia la participación de nitrogenados, fosfatados y potásicos.

Los más relevantes son los nitrogenados, luego los fosfatados y por último los potásicos. El fosfato monoamónico (MAP) crea una zona más ácida alrededor de cada gránulo de fertilizante, mientras que el fosfato diamónico (DAP) crea una zona básica. Por lo tanto, en los suelos de pH alto, es preferible el uso de fertilizantes a base de MAP. El MOP es muriato de potasio.

En el mercado mundial de fertilizantes Argentina representa un 1%

En los años 90 Argentina importaba casi la totalidad de los fertilizantes, pero en 2001 comenzó a tener una participación de producción local de poco más de un tercio y en 2021 se importaron 4.258 toneladas mientras que la producción local fue de 1426 toneladas, un 25% del consumo local de fertilizantes. Allí Llambías se preguntó si Argentina se mostraba vulnerable ente este escenario.

La zona de conflicto incluye a tres países que tienen una importante producción y exportaciones en el mercado de granos y de fertilizantes: Rusia, Ucrania y Bielorrusia. En granos, la guerra afecta sensiblemente y a un ritmo importante. Para apreciarlo, presidente de Fertilizar despliega el siguiente cuadro:

Este dato es importante puesto que esa importante oferta de materias primas se verá resentida y allí reside una oportunidad ganar nuevos mercados. Veamos ahora la producción de fertilizantes que viene de esa zona en conflicto:

Se trata de un área con una importante reserva de rocas fosfatadas y de rocas potásicas significativamente alta, y son además importantes productores de petróleo y gas, materia prima clave para la producción de fertilizantes nitrogenados. Poseen además mucho azufre derivado de la refinación de petróleo y gas.

Argentina piensa en la próxima campaña

En nuestro país comienza una campaña de invierno con un perfil de humedad reducido y con costos crecientes en la presente campaña, donde los fertilizantes muestran costos crecientes, aunque se avizoran precios hacia arriba en el mercado triguero. Mayo de 2022 muestra precios un 30% arriba, comparada con la anterior cosecha, y un 50% más si la comparamos con el promedio de los últimos 10 años.

Lambías hizo foco en un tema central: ¿cómo estarán los costos en la campaña triguera que se inicia?

¿Cuánto trigo necesito para comprar una tonelada de fertilizantes?, se preguntó Llambías. “La relación fue mejorando en los últimos años pero se ha ido deteriorando”, aseguró.

“Venimos de dos trimestres complicados, pero ahora parece que la relación mejora”, tiró Llambías y explicitó cómo evolucionan los márgenes en los últimos dos años, comparado con el presente:

“Si hoy pudiéramos congelar esta situación sería inmejorable”, asegura Llambías y si bien se observa una caída en la expectativa de siembra, “con algunas lluvias se podría replicar la producción del año pasado, quizás un poco menos”, razonó Llambías.

Conclusión

– Creemos que habrá una caída leve en el consumo de fertilizantes en esta campaña (-7%).

– Se observa una caída en el área de trigo y quizás se compense con mayor participación de la cebada.

– La situación en Argentina es similar en otras regiones si se observa la gran oportunidad que se abre.

Por Osvaldo iachetta – Redacción TodoAgro

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Scroll al inicio

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.