Por séptimo año consecutivo creció el área de siembra de maíz

El cultivo viene sumando hectareaje de manera ininterrumpida desde el ciclo 2014/2015. Resultados de un reciente relevamiento satelital confirman finalmente que creció el área implantada respecto al año pasado, marcando un nuevo récord. Córdoba, la provincia que le sacó más provecho en esta campaña.

Una reciente actualización, con datos aportados por imágenes satelitales, indican que se sembró 1,5 % más de maíz que el año pasado, que había sido record de siembra. Desde el ciclo 2014/15 el maíz no para de crecer: 2020/21 marca por séptima vez que el cultivo viene sumando hectareaje de manera ininterrumpida en Argentina.

La sequía y el escenario mundial por la pandemia generaron mucha incertidumbre y hasta hace un mes se estimaba un área sembrada menor a la 2019/20. Pero la tecnología permitió hacerle justicia al maíz y corregir los guarismos.

Desde la Bolsa de Comercio de Rosario informaron que, mediante el trabajo satelital que realizó GEA en la región núcleo, se sembraron casi 300 mil ha menos de soja y más de 250 mil ha extras de maíz respecto a lo que se estimaba.

También el SIBER de la Bolsa de Entre Ríos con su trabajo satelital advierte lo mismo en la provincia: casi 45 mil ha más de maíz y 70 mil ha menos de soja.

Con estos y otros ajustes que se realizaron, la siembra de este año pasa de 7,1 M ha estimados en marzo a 7,36 M ha, superando por más 100 mil ha a su ciclo predecesor. Y para grano comercial, el guarismo actualizado es de 6,36 M ha. Evidentemente, la tendencia llegó para quedarse: año a año el maíz crece, el trigo crece y la reina de los cultivos, la soja, pierde presencia en Argentina. Con un rinde nacional de 78,6 qq/ha —un quintal menos que en marzo— se espera un cosecha maicera de 50 Mt.

Cosechón en Córdoba: por primera vez superará los 21 Mt de maíz 
Tras el desastre productivo del trigo, Córdoba tendrá cosecha récord. Y esto será un puntal fundamental para sostener la producción maicera nacional ya que aportará el 42% del volumen total.

Este año en la provincia se sembraron apenas 5 mil ha menos que el año pasado y se estima un rinde que será récord con 90,9 qq/ha, superando la máxima marca de quince años atrás (2005/06: 90,15 qq/ha). En este ciclo, que empezó con una siembra marcada por la falta de agua, en Córdoba el 70% de los maíces se sembraron en forma tardía. Y esto ha sido clave, porque los maíces tardíos van a superar en gran parte de la provincia a los rindes de los lotes sembrados tempranos. En general, se estima que los tardíos pueden superar los 90 qq/ha.

Maíz: ajustes negativos para el resto de la región pampeana
El maíz muestra un menor avance en la recolección, respecto del año pasado: 20% del área nacional cubierta versus 30% el año pasado. En este mes se realizaron ajustes con los datos de cosecha. En términos de rinde, Entre Ríos es la que más sufre con un descuento 20 qq/ha respecto a lo estimado en marzo y pasa a un promedio de 48 qq/ha. La provincia de Buenos Aires le sigue con un descuento de 3 quintales y en Santa Fe el rinde se ajusta con 2 quintales menos.

Soja: el oeste y norte del país contienen la caída de producción y la menor área sembrada
De los 20 M ha que se sembraban hace siete años, la oleaginosa ha caído año a año hasta perforar en este ciclo 2020/21 la barrera de los 17 M ha. Con los ajustes realizados por satélite sobre la región núcleo y en Entre Ríos y cambios sobre otras zonas, la siembra argentina se estima en 16,9 M ha, y la superficie cosechable en 16,2 M ha. Finalmente, la caída interanual en área sembrada es de 1,7%.

Ya se ha cosechado el 30% del área nacional, hay un 15% de atraso respecto a un año atrás, y se profundizan las diferencias de rindes. Por un lado en Entre Ríos se acerca a una media provincial de 13 qq/ha y por el otro Córdoba se afirma en su nivel productivo, cada vez más cerca de los 33 quintales. Hay algunos ajustes menores en Buenos Aires y Santa Fe, aunque por otro lado hay una enorme disparidad de rindes en esta primera tanda cosechada entre las distintas zonas de cada provincia. Los primeros lotes cosechados en Chaco muestran resultados de 10 a 20 qq/ha. Se tratan de los primeros cuadros sembrados, los que están en los departamentos del noroeste y también los más afectados por la falta de agua. Lo que resta está en mejores condiciones y permite estimar un rinde provincial de 27 qq/ha. Santiago del Estero contó con un mejor régimen de lluvias y se espera que logre alcanzar una media provincial de 30 quintales. Con el ajuste realizado y los datos observados, el rinde nacional promediaría 27,75 qq/ha, un cuarto de quintal más que en el informe anterior. Con 700 mil ha que finalmente no se cosecharían, sobre un área sembrada de 16,9 M de ha, la producción de soja se estima en 45,0 Mt.  

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.