Perspectivas del mercado mundial de productos lácteos para 2021

A medida que nos acercamos al período de máxima producción en el hemisferio norte, vale la pena hacer un balance de la evolución del mercado lácteo en las regiones clave de oferta y demanda. Observar la producción de leche y la situación de las existencias de productos, en combinación con las expectativas de la demanda, puede proporcionar una visión temprana de la evolución probable de los precios durante el año.

Informe del OCLA

Producción de leche
A nivel mundial, los pronósticos sugieren un crecimiento limitado en la producción de leche en las regiones clave con excedentes. En total, se espera que los suministros aumenten algo más del 1% en 2021, en comparación con el crecimiento del 1,4% registrado en 2020 [1]. Se espera que la mayor parte de esta leche extra provenga de los EE. UU. y la UE [2]. Sin embargo, el aumento de los costos de los concentrados  en ambas regiones podría poner bajo presión los márgenes de los agricultores y restringir el crecimiento de la oferta en la segunda mitad del año.

Se informa que los productores de leche de Nueva Zelanda (NZ) están en una buena posición de cara a la nueva temporada, con un pronóstico de precios rentables y una fuerte demanda de su producto que conduce a un buen crecimiento de la oferta. Más allá de cualquier evento meteorológico adverso, el mayor riesgo de esto será una desaceleración en la demanda de importaciones de China.

Demanda
La demanda de lácteos se ha mantenido fuerte hasta 2020 y seguirá siendo el impulsor clave en los mercados lácteos hasta 2021. El crecimiento económico en todo el mundo está mejorando y la demanda de servicios de alimentos está regresando.
Las proyecciones recientes del Banco Mundial sugieren un crecimiento global del 4% en 2021, luego de una contracción del 4,3% en 2020.

La recuperación económica variará de un país a otro, aunque parece que el crecimiento de los ingresos previsto seguirá siendo fuerte en China, manteniendo una sólida demanda de importaciones. Además, se espera que el aumento de las ventas de servicios de alimentos, los altos precios internos de la leche y los mensajes del gobierno sobre los beneficios para la salud de la leche, mantengan fuerte la demanda de importaciones de China hasta 2021. Existe cierto riesgo de que la demanda de importaciones se debilite en la última parte del año, particularmente si los precios continúan aumentando o las existencias aumentan demasiado.

Tanto en los mercados de EE. UU. como de la UE, el retorno de la demanda nacional de servicios de alimentos será importante para mantener niveles de precios rentables. En estos mercados, la expectativa es que las ventas comiencen a recuperarse hasta 2021 a medida que se implementen los programas de vacunación. Sin embargo, no se espera que las ventas alcancen los niveles anteriores a Covid a finales de año. Las estimaciones de la industria [3] sugieren que las ventas seguirán siendo un 22% y un 27% inferiores a los niveles de 2019 para el cuarto trimestre de 2021 en los EE. UU. Y la UE, respectivamente.

Disponibilidad de productos
Las tendencias de precios recientes en los mercados globales son positivas en todos los productos lácteos. En la mayoría de los casos, el precio actual es igual o superior al promedio de 5 años, con la excepción de la manteca en los EE. UU., esto es positivo en términos de apoyo a los precios al productor, aunque el nivel de apoyo estará sujeto a cómo se desarrolle la disponibilidad del producto en relación con la demanda.

Estados Unidos tiene existencias relativamente altas tanto de manteca como de queso, mientras que las existencias de LPD son solo un poco más altas año tras año. Sin embargo, no se espera que esto ejerza una presión indebida sobre los precios globales mientras los costos de envío sigan siendo altos y la disponibilidad de contenedores sea limitada. La fuerte demanda interna de manteca y queso, resultante de la compra y reposición de existencias del gobierno en el sector de servicios de alimentos, está ayudando a evitar que los precios estadounidenses caigan.

Mientras tanto, se informa que las existencias de la UE están bien equilibradas para el queso y la manteca, pero bajas para la LPD. Un año de fuertes exportaciones y menor producción de productos ha impedido la acumulación de existencias. Se espera que la mayor demanda interna y el crecimiento limitado de la oferta de leche restrinjan los suministros exportables de la UE en 2021, lo que debería respaldar los precios en los mercados mundiales.

Aunque no hay datos sobre las existencias de Nueva Zelanda, las fuertes exportaciones a China en los últimos meses sugieren una escasez de suministros. Dado que se espera un crecimiento limitado en el suministro de leche en la temporada 2021/22, el riesgo de acumulación excesiva de existencias es bajo.

Precios al productor
En general, los indicios son positivos para la rentabilidad del mercado a corto plazo, lo que debería respaldar los precios al productor. Existen algunos riesgos para los mercados a finales de año que podrían ejercer cierta presión a la baja sobre los precios. La menor demanda de importaciones chinas, la mayor disponibilidad de productos estadounidenses en los mercados mundiales o un retraso en el retorno de la demanda de servicios de alimentos podrían limitar los movimientos de precios positivos adicionales.

La pregunta que queda por resolver es si los precios al productor pueden lograr aumentos suficientes para compensar el aumento de los costos operativos, sobre todo de los concentrados.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.