Oeste de Buenos Aires y La Pampa: baja girasol, sube maíz

En el oeste de Buenos Aires y el este de La Pampa, la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca estimó que bajaría el área de girasol por la falta de precio y que aumentaría levemente el área maicera

Las primeras estimaciones para el girasol revierten la tendencia alcista de las últimas campañas, al proyectar una disminución del 10%, pasando de 744.000 a 670.000 has, para el presente ciclo. La principal causa serían la importante caída interanual del precio (-30%), generando resultados económicos más ajustados. Es de destacar la estabilidad de los rendimientos del girasol, aún en campañas adversas como la 2022/23.

En la zona norte se espera una caída interanual del 15%, totalizando 138.000 hectáreas. Parte de esta superficie sería reemplazada por el cultivo de maní cuyo retorno económico es muy atractivo para el productor de la región.

La zona centro presentaría una disminución del 10%, alcanzando las 455.000 hectáreas. La siembra comenzaría en los próximos días dependiendo de las futuras precipitaciones, y su reemplazo sería por el cultivo de soja.

La zona sur se estima una leve disminución del 1%, esperando implantarse 75.000 hectáreas. Este cultivo sigue siendo una opción para los productores por los menores costos con respecto a las otras zonas.

El pulso del maíz

Se estima que el área ocupada por el cereal aumentaría un 2%, continuando la tendencia alcista de las últimas campañas al pasar de 1.569.000 a 1.600.000 hectáreas. Pese a los altos costos del cultivo, el maíz continúa siendo una opción para los productores de la región por su versatilidad en planteos mixtos.

La zona norte aumentaría 2% a la superficie destinada para el cultivo de maíz, resultando en 682.000 has. La siembra temprana se inició en algunos de los partidos/departamentos y por la escasez de precipitaciones al inicio de la primavera se están utilizando bajas densidades. Por la limitada recarga del perfil, gran parte de los lotes de maíces tempranos pasaría a siembras tardías, llegando a una proporción de 30/70.

En la zona centro se mantendría la superficie, proyectando un total de 750.000 hectáreas. En el este de La Pampa y oeste de Buenos Aires, la siembra todavía no inició debido a que predominan los maíces tardíos.

En la zona sur se mantiene la tendencia creciente en la superficie con un incremento del 7% que resultaría en 160.000 has totales. La adopción de tecnología (siembra directa y baja densidad) sumado a la aptitud doble propósito en una región agrícola-ganadera, otorga ventaja frente a sus competidores de verano.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Scroll al inicio

Suscribite

Recibí en tu correo nuestro newsletter semanal de noticias.

Verificado por MonsterInsights