Malezas en foco: yuyo colorado palmeri

En nuestro país, en 2011, el Ing. Agr. Sergio Morichetti la encontró en el sureste de la provincia de Córdoba. La especie ha sido probablemente introducida junto con semillas de cereales, oleaginosas y forrajeras importadas de EEUU.

Es una especie nativa de regiones desérticas del suroeste de Estados Unidos y norte de México (desierto de Sonora), con condiciones similares a la zona semiárida y subhúmeda de Argentina.

Actualmente se la encuentra en las provincias de Buenos Aires, Santa Fé, Córdoba, La Pampa, San Luis, Entre Ríos, Tucumán, Chaco y Salta, no descartandose la presencia en otras provincias.

Biología

Es una especie de ciclo primavero-estival que comienza a germinar en el mes de septiembre y hasta diciembre, según la zona en que se encuentre. Con una temperatura base de 17 ºC tiene una alta tasa de crecimiento en estado vegetativo y también una alta resistencia al calor. En efecto, las temperaturas entre 35 y 45 ºC son el rango óptimo para su desarrollo.

Con adecuada humedad del suelo, las plantas pueden crecer por día 3 cm o más entre los meses de diciembre y enero. Además tiene la posibilidad de desarrollar raíces laterales que ayudan a explorar la humedad del suelo en situaciones de estrés. Otra de las características que hacen a esta especie muy competitiva es su elevada tasa de multiplicación, la habilidad para desarrollar resistencia a herbicidas, y la germinación prolongada a lo largo de todo su ciclo.

Brácteas (flores femeninas) a lo largo del tallo de una planta de Amaranthus palmeri. Cuando la planta madura, esas mismas se endurecen y se transforman en espinas. Crédito de la foto: Benjamin Beale, Maryland, EEUU.

Amaranthus palmeri puede ser difícil de distinguir de sus otros pares, pero sus tallos, peciolos y hojas son glabras (sin pelos) mientras que Amaranthus hybridus tiene pelos cortos en hojas y tallos. Amaranthus palmeri tiene hojas en forma de diamante, con pecíolos más largos que el largo mismo de la hoja.

Esta especie es dioica, lo que significa que en una población hay plantas masculinas y plantas femeninas. Las masculinas producen polen que es diseminado por el viento hacia las femeninas. Las plantas maduras femeninas producen brácteas duras a manera de espinas en las inflorescencias. Las semillas son muy pequeñas, negras y brillantes.

¿Dónde es un problema Amaranthus palmeri?

Esta especie se caracteriza por ocupar sitios perturbados o sobrepastoreados, así como campos cultivados de soja, maíz, sorgo, girasol, algodón, maní , alfalfa y otros cultivos, como así también bordes de caminos y cursos de agua.

Amaranthus palmeri es una conocida maleza en varias provincias del centro y norte de la Argentina debido a su alta resistencia a  herbicidas y poder invasivo. Es resistente a glifosato e inhibidores de ALS (acetolactato sintetasa) como sulfonilureas e imidazolinonas y a herbicidas hormonales como 2,4-D entre otros, lo cual complica y encarece su control. Además, puede potencialmente hibridarse con otras especies de Amaranthus, pudiendo transferir genes de resistencia hacia esas especies emparentadas.

La presencia de las malezas resistentes a glifosato es un problema que preocupa cada vez más a productores y asesores dado que la necesidad de implementar controles químicos alternativos a glifosato, ante la presencia de malezas resistentes, aumenta los costos de producción notablemente.

En un escenario sin especies resistentes, se realizan en promedio tres aplicaciones anuales. Por el contrario, en uno con especies resistentes, siendo Amaranthus palmeri una de las principales, se necesitaría agregar, en muchos casos,  principios activos diferentes,  que encarecen los costos de producción y pueden cambiar notablemente la rentabilidad del negocio. Respecto a la competencia que produce en los cultivos, se han medido pérdidas de rendimiento de hasta un 23% en soja con 1 planta de Amaranthus palmeri/m2.

¿Cómo es el patrón de emergencia de Amaranthus palmeri?

Amaranthus palmeri germina desde la primavera y durante todo el verano, y puede tener 5-6 camadas hasta los meses de abril/mayo cuando comienzan las heladas. Tiene una alta tasa de crecimiento y de producción de semillas por planta, las cuales son capaces de germinar durante toda la estación de crecimiento. Amaranthus palmeri puede sobrevivir periodos cortos de helada en estado reproductivo, y luego este material verde es el que complica la tarea de cosecha.

El siguiente gráfico muestra como es el ciclo de vida, entendiéndose tal como promedio de varias regiones donde esta especie se ha establecido.

¿Cómo se propaga?

El yuyo colorado palmeri es una especie anual y se propaga principalmente por semillas. Debido al número de semillas que produce por planta, el potencial de traslado de un campo a otro, o de una región a otra es mayor que el de otras especies. La propagación se produce tanto por la actividad humana como por procesos naturales. Las semillas se distribuyen fácilmente a través de las cosechadoras, implemetos agrícolas y transportes terrestres de granos. Las semillas de esta especie tienen baja densidad y pueden flotar, en consecuencia, las lluvias intensas o el agua de riego que atraviesa un campo pueden ser agentes de dispersión.

¿Cuántas semillas produce una planta de Amaranthus palmeri?

Plantas que crecieron sin competencia, es decir sin cultivo, pudieron generar más de 500.000 semillas, pero en condiciones de competencia, es decir creciendo entre soja, por ejemplo  sembrada a 42 cm entre líneas produjeron 130.000 semillas por planta en Carolina del Norte, mientras que en Delaware, plantas que emergieron tarde en la temporada, es decir Septiembre (Marzo en Argentina) produjeron 1300 semillas/planta antes de la primera helada, cantidad ésta más que suficiente para lograr la diseminación de la especie.

¿Qué debilidades biológicas tiene Amaranthus palmeri que se pueden abordar con técnicas de manejo?

Las semillas germinan en superficie o en profundidades del suelo que no superen 1 cm y necesitan alternancia de temperatura y luz para lograr una adecuada germinación. Por lo tanto, técnicas como sistemas de labranza que lleven las semillas a profundidades superiores al centímetro, y cultivos de cobertura que impidan la entrada de luz, son factores importantes a tener en cuenta para el control de la especie. Por otro lado, el control químico tiene eficacia cuando la maleza se encuentra en estado de plántula, con una altura inferior a los 8-10 cm.

Para leer el informe completo click aquí

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.