Magnasco:

El coordinador de lechería de Aacrea, ingeniero Atilio Magnasco, se refirió al momento que está viviendo el sector lechero argentino. El incremento en los alquileres de los campos puede convertirse en un gran inconveniente para el sector.

El Ministerio de Economía de la Nación lanzó el Programa de Apoyo al Sector Tambero en el que destinó $ 9 millones y mediante el cual se bonificará seis puntos porcentuales anuales de la tasa de interés variable, previéndose que los créditos lleguen al productor tambero con una tasa que no supere el 8% anual al momento de la firma del convenio de bonificación, con un plazo de hasta cinco años, para las líneas de inversión.

-¿Usted tomaría hoy un crédito al 8% anual con tasa variable?
-La verdad que no, si puedo evitarlo lo evitaría.
-¿Y al 3% anual con tasa fija?
-Sí, por supuesto, y haría importantes inversiones.
-¿Cuál es su visión del sector?
-Yo diría que dentro de todo estamos bastante bien, tenemos problemas climáticos en algunas zonas, el precio que se paga al productor no es lo que uno esperaría dado que han ido subiendo muchísimo los costos de producción.
-Los precios que se están pagando hoy van de los 46 a 50 centavos por litro de leche, ¿alzanzan para que el productor obtenga rentabilidad?
– En algunas zonas con muy buena productividad incluso se está pagando alrededor de 53 centavos el litro, pero los que están cobrando de 46 para abajo sin lugar a dudas pierden. En los costos de producción hay que sumar el arrendamiento de los campos, que ha subido considerablemente. Creo que lo que podría complicar la producción este año sería los valores de los alquileres, que cada vez están más altos.
-¿Cuál es la perspectiva de producción para este año?, da la impresión de que el tambero es un productor agropecuario que tiende a compensar cualquier situación de precio con una mayor producción…
-Es cierto, hay que recordar que el sector lechero ha sido muy castigado por la historia reciente, y han quedado pocos productores, y esos productores son gente que tiene en sus sistemas de producción costos fijos altos porque poseen estructuras importantes: cuando sube el precio de la leche tienen que cubrir esos costos de alguna manera y la única posible es producir más. Por una cuestión de selección los que quedaron son muy eficientes, tienen que ir para adelante sí o sí, no hay mucha vuelta que darle, producir más es una manera de estar armado ante cualquier eventualidad.
-¿Se han podido hacer pasturas y reservas este año?
-Las reservas son un punto flaco este año para el sector porque la sequía pegó muy fuerte y no se pudieron hacer. Yo creo que la producción de leche no va aumentar como el año pasado; mi expectativa es que va a subir un 6%, nada que ver con la locura de lo que fue el año pasado. Estamos llegando a un nivel de producción por vaca importante, pudimos subir el escalon al que habíamos bajado después de la crisis, y de aquí para adelante habrá un aumento de producción fruto del crecimiento vegetativo de las cabezas.
-Si tendría que hacer un paralelismo con la ganadería de cría, ¿cree que debería ocurrir un proceso similar al que ocurrió con la lechería, que queden los más eficientes?
-No, eso no es bueno, los que hoy no son eficientes deben hacerse y la forma de conseguirlo es dándole a todos los productores una estabilidad a nivel país y sectorial. La selección que se hizo en la lechería fue muy mala porque esos 15 mil productores que ya no están representan 90 mil personas que se quedaron sin trabajo. Con respecto a la carne se necesitan medidas coherentes y un plan estratégico nacional ya.

Fuente: Infocampo ( www.infocampo.com.ar )

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio

Suscribite

Recibí en tu correo nuestro newsletter semanal de noticias.

Verificado por MonsterInsights