Los biológicos están logrando ventajas de eficiencia frente a los químicos

La utilización de estos productos va en claro ascenso y se proyecta que, para el 2030, el crecimiento sea mayor al 10%. Ensayos muestran sus ventajas en el desarrollo del cultivo, al tiempo que promueven una agricultura más sustentable. Señalan que el costo de éstos productos es similar al de los químicos por lo que no debería ser el factor económico una barrera para adoptarlos.

Los días 9, 10 y 11 de agosto, fueron la cita obligada para los productores del sector agrícola en el 31° Congreso de Aapresid, donde miles de personas visitaron los stands y charlas que ofrecieron las empresas líderes del sector. En los encuentros estuvo presente la multinacional HELM mostrando los resultados y experiencias de sus investigaciones en el ámbito del desarrollo de productos biológicos y su APP inteligente para monitorear cultivos

El 31° Congreso de AAPRESID (Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa) en Rosario (Santa Fe), destacó la importancia del Carbono y su impacto en la agricultura actual y futura. Allí, más de 7800 personas pudieron acceder a las experiencias y resultados de las empresas del sector que se encuentran desarrollando y aplicando investigación y tecnología de avanzada para lograr una agricultura amigable y consciente con el ambiente.

En este marco, la multinacional HELM estuvo presente con un stand y lideró, representada por su gerente de Investigación y Desarrollo Christian Alessio, la ponencia “Bioinsumos: resultados, experiencias y perspectivas”, llevada a cabo en la segunda jornada del encuentro sustentable del agro. Esta charla se sumó a los más de 180 encuentros que se ofrecieron a cargo de los 300 disertantes y 103 expositores seleccionados.

En conversación con Alessio, manifestó que “en más de 110 ensayos demostrativos a campo en lotes de producción en todo el país realizados por HELM Argentina y, en el marco del desarrollo e investigación de sus líneas de productos biológicos, se ha demostrado en el 80% de los casos un rendimiento igual o mayor a los tratamientos de productores que utilizan químicos”.

Estos tratamientos cuentan con beneficios agronómicos y económicos demostrados ya que son productos 100% naturales que no dejan residuos químicos, son seguros para el ambiente, el consumidor y el usuario, e incrementa la calidad y la producción de los cultivos. Casos extremos vinculados a los cambios climáticos, como la reciente sequía, dan como resultado cultivos con estrés abiótico lo que puede comprometer la salud y calidad de los mismos y afectar negativamente la productividad agrícola.

“En estos escenarios, los tratamientos con productos biológicos, es decir en algunos casos compuestos por microorganismos vivos, ofrecen mejores resultados ya que revitalizan la estructura física y química del suelo y, el cultivo, mejora su capacidad para resistir y recuperarse del estrés abiótico”, señaló el especialista.

La mejora en la microbiología del suelo, genera más biodiversidad, mayor microorganismos benéficos y menos patógenos. Al aportar mayor microbiología benéfica para la interacción planta-suelo, el cultivo produce más biomasa radicular y esto es más carbono para el suelo.

Alessio también enfatizó que los resultados obtenidos a partir de los ensayos a campo utilizando tratamientos de semillas de consorcios microbianos 100% biológicos como Innobio Protergium, muestran que esta tecnología genera mayor cantidad de raíces secundarias, mayor longitud de raíz principal y, por ende, mayor biomasa y arquitectura radical. Ante mayor desarrollo radicular las plantas exploran más el suelo lo que permite que estén mejor nutridas y sean más homogéneas. Además, el costo de los tratamientos con biológicos es similar al de los tratamientos químicos de punta o de mejor tecnología, con lo cual el factor económico no debería ser una barrera para adoptarlos.

La multinacional, lleva ya tres generaciones enfocadas en negocios sostenibles y ha hecho importantes inversiones en los últimos años para promover las buenas prácticas agrícolas y los sistemas productivos sustentables. Tal es el caso de Plantix, la reciente adquisición de una start up de inteligencia artificial agrícola que reconoce variadas enfermedades en las plantas y sugiere posibles diagnósticos y tratamientos para combatir las mismas, con solo tomar una foto. Esta innovadora función ya está operativa en la plataforma digital y versión App SKYFLD, la herramienta digital para monitoreo de cultivos de Helm.

La aplicación cubre 30 cultivos principales, detecta más de 600 daños a las plantas, está disponible en 18 idiomas y tiene más de 20 millones de descargas en todo el mundo. Además, Plantix ha creado un ecosistema para que los minoristas conecten las necesidades de los productores con el suministro y la financiación.

Los productos biológicos llegaron para quedarse
Según un estudio publicado en Agricultural Biologicals Report, THE CONTEXT NETWORK (2022), la tasa de crecimiento (CAGR) de uso de biológicos proyectada desde el 2021 a 2030 será de un 10,5% anual.

El mundo está cambiando y la sostenibilidad es la clave para garantizar que las generaciones futuras puedan disfrutar de un entorno próspero y saludable.

Hoy el sector se enfrenta ante el desafío de la adopción de estas tecnologías de manera masiva, ya que aún en nuestro país es bajo el número de productores que las incluyen, a pesar de los grandes resultados que demuestran. En este sentido, aún hay camino por recorrer para que los bioinsumos se conviertan en una tecnología clave para una producción sustentable como la transferencia de conocimiento al productor (chico, mediano y grande), la especificidad de cada producto desarrollado y la implementación de marcos regulatorios para el registro de nuevos productos.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Scroll al inicio

Suscribite

Recibí en tu correo nuestro newsletter semanal de noticias.

Verificado por MonsterInsights