Las lluvias fortalecen las chances del maíz

Las recientes lluvias en la zona central del país trajeron alivio para las producciones de maíz y soja que estaban afectadas por la sequía. Las precipitaciones de días pasados evitaron una caída de 1,2 millones de toneladas en la estimación de la cosecha de maíz.

De esta manera de acuerdo a las proyecciones la cosecha de maíz sería de 46 millones de toneladas en la campaña 2020/2021.

Las lluvias que en el área central agrícola comenzaron el 8 de enero pasado y se extendieron hasta el 12, significaron para la franja central -Entre Ríos, Santa Fe, centro y norte cordobés más el norte bonaerense- entre 30 y 60 milímetros de agua.

Incluso las buenas noticias para el sector pueden incrementarse: existe una nueva posibilidad de otro evento a partir de este viernes en la misma zona y las próximas tres semanas serán decisivas para los números finales del maíz, que este año alcanzó las 6,1 millones de hectáreas implantadas.

Los datos fueron suministrados por un relevamiento de la Bolsa de Comercio de Rosario, que indicó que en la temporada 2020/21 Santa Fe será nuevamente la provincia que picará en punta con sus rindes de quintales por hectárea:

Santa Fe 87,4 qq/ha

Buenos Aires 81 qq/ha

Córdoba 80,5 qq/ha

Entre Ríos 68 qq/ha

Sin embargo ese mismo dato tendrá su contracara. Todas las regiones habrán logrado esta campaña rindes más bajos que los anteriores, que pueden recuperarse de acuerdo a lo que suceda con las lluvias en estas tres semanas venideras. De todas maneras, no alcanzarían para estar en los mismos resultados que la de 2019/20.

La soja también se benefició

Las lluvias no fueron una buena noticia únicamente para el maíz sino que la oleaginosa espera tener sus propias alegrías. Para esta semana se esperan completar 420.000 hectáreas que restaban por sembrarse y, de ese modo, alcanzar un área total de 17,3 millones de hectáreas.

El agua que cayó aún no es suficiente, pero sirvió para mejorar las perspectivas. Hay complicaciones por lo poco y lo cortos que son los entrenudos de este año y es dificultoso cerrar el entresurco, algo que se explica por la «deuda de agua» que se arrastra de 2020 y que futuras lluvias podrían seguir mejorando la situación.

En tanto que la estimación para el cultivo de soja es de 47 millones para la campaña 2020/21.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.