Las Legumbres: variedad de cultivos con identidad regional

Para promover su consumo a nivel mundial, el 10 de febrero se celebra el Día Internacional de las legumbres. Además de sus atributos proteicos, las legumbres realizan un gran aporte a la sustentabilidad productiva; INTA Salta trabaja en mejoramiento vegetal para la obtención de nuevas variedades.

Por iniciativa de FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, por sus siglas en inglés) la Asamblea de las Naciones Unidas proclamó el 10 de febrero como el Día Mundial de las Legumbres, para promover tanto su consumo a nivel mundial como el conocimiento del rol que juegan las legumbres en la sostenibilidad ambiental y alimentaria.

La inclusión de legumbres en la alimentación permite dietas más saludables por el aporte de fibras y minerales, además de su elevado contenido proteico. Al incluirse las legumbres en las rotaciones o sucesiones de cultivos, se favorece la calidad de los suelos gracias a la fijación biológica de nitrógeno y la baja huella hídrica que las caracteriza. Estos atributos las constituyen en una herramienta eficaz para afrontar el cambio climático.

Las legumbres secas (porotos, garbanzos, lentejas, arvejas, habas, etc.) son consideradas entre las especies pioneras de la agricultura y constituyen la más importante fuente de proteínas para países de América, África y para la India. “Forman parte también de platos tradicionales de Europa, el cercano oriente y el sudeste asiático. La complementariedad legumbre-cereal aumenta el valor biológico de la proteína consumida; en América, el poroto junto al maíz fueron la base de la alimentación precolombina” determinó María Elisa Maggio, investigadora del INTA Salta.

En Argentina, las legumbres secas son cultivos de importancia regional que se destinan a la exportación. “El NOA produce porotos y garbanzos, aunque Córdoba concentra la mayor producción de este último, mientras que arvejas y lentejas se producen en el sur de Santa Fe y Buenos Aires. Salta lidera la producción de porotos en todos sus tipos comerciales. En los últimos años la arveja para grano seco está tomando mucha trascendencia, tanto por la producción de proteína vegetal como por su uso forrajero” aseguró la investigadora de INTA Salta, Ana Fekete.

Según palabras de las especialistas, en el país hay que seguir promocionando el consumo de este tipo de granos ya que son una valiosa fuente de proteínas no tan difundida en nuestros hábitos alimenticios. Las legumbres más consumidas en Argentina son las lentejas y las arvejas frescas.

Mejoramiento vegetal de legumbres en INTA Salta
“Podemos decir que las legumbres constituyen una identidad en la provincia de Salta porque se producen 432000 hectáreas de porotos y 22300 de garbanzos; la principal provincia productora de garbanzo es Córdoba y la segunda es Salta” comentó Fekete.

El INTA está trabajando en legumbres desde la década del 70, “primero en porotos, luego se incorporó garbanzo y más adelante arvejas y lentejas. En las investigaciones desarrolladas en torno a estos cultivos, siempre se tuvo como objetivo mejorar las características de las variedades para así aumentar rendimiento, capacidad de adaptación y calidad de los granos” aseveró Maggio.

Las legumbres son de consumo directo, por eso no es un cultivo que se industrializa como aceite o pellet, sino que se consume directamente como grano. Debido a estas características es que es tan importante su calidad tanto visual como organoléptica.

Las especialistas resaltan que el núcleo de desarrollo sobre mejoramiento del poroto se realiza desde INTA Salta. Se tienen en cuenta los requerimientos comerciales de cada tipo de legumbre y se busca, además, mejorar los rendimientos. Por otra parte, “desde nuestro equipo de trabajo también estamos trabajando en torno a tolerancia a stress hídrico y altas temperaturas, bacteriosis y tolerancia a enfermedades” comentó Fekete.

Asimismo, Daniel Kirschbaum, coordinador Nacional del Programa Hortalizas, Flores, Aromáticas y Medicinales del INTA, destacó que “es una fortaleza de la institución contar con equipos de trabajo dedicados al mejoramiento genético de poroto, ya que la mayoría de las variedades utilizadas en el mercado son de INTA. Cada vez que surge una variedad nueva, el principal beneficiado es el productor”.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Scroll al inicio

Suscribite

Recibí en tu correo nuestro newsletter semanal de noticias.

Verificado por MonsterInsights