Las 4 claves de la nutrición de cultivos

La importancia del diagnóstico por análisis de suelo para determinar las necesidades específicas de cada lote y ambiente. La importancia de hacer aplicaciones de manera eficiente para cerrar las brechas de rendimiento.

Nutrien Ag Solutions realizó en Tres Arroyos una nueva edición de «Nutrien a Campo Expo», en la cual se abordaron aspectos relacionados con la nutrición de cultivos, centrándose en un lote de trigo. El invitado especial fue el consultor Fernando García, quien se explayó sobre el manejo de nutrientes, incluyendo el nitrógeno, el fósforo, el azufre y el zinc.

García enumeró «las 4 piedras fundacionales de la nutrición», basadas en la importancia de aplicar los nutrientes de manera correcta, considerando «la fuente adecuada, la dosis precisa, el momento oportuno y la forma adecuada de aplicación».

Asimismo, enfatizó en la relevancia de realizar un completo análisis de suelo para identificar los nutrientes necesarios y determinar la dosis adecuada. «La consigna –dijo- es mantener un suelo vivo y evitar problemas de erosión».

«El manejo de todo el sistema debe basarse en ser eficientes para producir la mayor cantidad por cada unidad de recursos: lograr más kilos de rendimiento por kilo de nitrógeno aplicado y por milímetro de agua», afirmó.

García advirtió que se debe ser eficiente en el manejo de nutrientes para responder a las demandas de cuidado del ambiente y a las regulaciones cada vez más estrictas. «Hay muchas demandas sobre cuánto, cómo y dónde se aplica. Eso tiene derivaciones en huellas de carbono y en la huella hídrica. En todos los foros agrícolas vemos que el debate sobre las aplicaciones con nitrógeno va a ser significativo».

En este sentido reiteró que «es necesario hacer un buen diagnóstico para saber exactamente la dosis que se deben poner, en el momento y en la forma adecuada, va a ser central para ser eficiente».

En este orden habló también de la necesidad de utilizar cultivos de cobertura y diversificar las rotaciones para mejorar la capacidad de recuperar nutrientes y mejorar la producción del suelo.

advirtió sobre la aparición de deficiencias de micronutrientes como el zinc y el boro, en toda la región pampeana y en el oeste bonaerense. Para este caso insistió en que «el análisis de suelo es una herramienta valiosa para identificar deficiencias y determinar la dosis adecuada de estos micronutrientes».

En cuanto al consumo de fertilizantes en Argentina, García mencionó que en los últimos 30 años ha habido un aumento significativo, pasando de 5 kilos por hectárea a casi 100-110 kilos. Pero apuntó que todavía hay mucho por hacer en términos de «devolver al suelo parte de lo que se le extrae».

«Quiero poner el énfasis no en que se use más sino en que se use mejor. ¿Hay que usar más?: seguramente que sí, los datos nos muestran eso; hay brechas de rendimiento entre lo que podemos lograr y lo que estamos logrando. Muchas de esas brechas se deben a que estamos cortos en la nutrición. Pero debemos aplicar partiendo siempre del diagnóstico», concluyó.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Scroll al inicio

Suscribite

Recibí en tu correo nuestro newsletter semanal de noticias.

Verificado por MonsterInsights