La cebada retorna a planteos de alta tecnología

En el presente informe se realiza un análisis de las principales variables tecnológicas aplicadas en cebada cervecera en la campaña 2020/21, focalizado en las zonas con mayor área sembrada.

A nivel nacional, el cultivo de cebada se produjo mayoritariamente con un nivel alto de tecnología. A su vez, el nivel tecnológico bajo registró el valor mínimo de la serie histórica.

La campaña 2020/21 se desarrolló en un contexto particular, marcado por la pandemia del COVID-19. Los precios de la cebada cervecera se vieron afectados por las medidas de cuarentena adoptadas en los distintos países del mundo. Por ser un producto de consumo esencial, el precio del trigo en cambio mostró un mejor comportamiento. Como resultado, se registró una disminución en el área sembrada con cebada en nuestro país. Luego, a partir de mayo del 2020 China impuso medidas restrictivas a las importaciones de cebada desde Australia, su principal proveedor, lo que ocasionó la búsqueda de proveedores alternativos, beneficiando a la cebada argentina con impacto positivo sobre las cotizaciones.

En relación al contexto climático, la campaña estuvo condicionada por el déficit hídrico y las heladas, principalmente en el Núcleo Sur y Córdoba. La provincia de La Pampa en conjunto con el oeste, centro, sudoeste y sudeste de Buenos Aires, no se vieron afectadas por la escasez de agua. A su vez, las heladas finalizaron cuando el cultivo comenzó el periodo crítico.

En la campaña 2020/21 se sembraron 900 mil hectáreas de cebada cervecera en Argentina. El área sembrada disminuyó un 10 % en relación a la campaña 2019/20 y se obtuvo un rinde promedio de 46,5 qq/Ha, mostrando un aumento interanual del rendimiento del 24 %. Es importante destacar que el sudoeste y sudeste de Buenos Aires son las zonas que presentan mayor peso en la producción de cebada.

El momento de la siembra es de suma importancia debido a que se define la estructura del cultivo. Todas las decisiones asociadas a la estructura tienen como objetivo ubicar el momento previo y posterior a la floración en un ambiento de alta radiación y con temperaturas medias a bajas, a fin de captar la radiación incidente con una cobertura del suelo completa.

Siembra directa
En la campaña 2020/21 el 74% del área se realizó bajo siembra directa, 6 p.p. por debajo de la campaña anterior.

Por otro lado, la adopción de siembra directa a escala regional estuvo en un rango de 59% a 92%, y esta variación está relacionada a distintas causas regionales. El Sudoeste de Buenos Aires – Sur de La Pampa presentó el valor más bajo debido a que se recurrió a otro tipo de labranzas para controlar malezas resistentes y para descompactar suelos que presentaban tal condición.

En el Sudeste de Buenos Aires se suele realizar labranza convencional en lotes que vienen de girasol y papa.

Ver informe completo ( Click aquí )

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.