¡Kiwis en Concordia!

En los últimos años, en la región del río Uruguay se ha observado el ingreso de frutales no tradicionales y más recientemente se encuentran en la zona algunos emprendimientos comerciales que incluyen al cultivo de Kiwi. INTA Concordia implantó un lote demostrativo de este cultivo para poder acompañar y asesorar a productores de la zona.

El kiwi presenta en la actualidad alrededor de 400 ha implantadas en el sudeste de la provincia de Buenos Aires, principal área de cultivo. El 50% del kiwi que se produce en Argentina proviene de esta región y es comercializada casi en su totalidad en el mercado interno.

En diálogo con Ricardo Yelín, un productor de kiwi de Concordia, refirió “esta producción es nueva en la zona, sacamos una idea del INTA de Concordia que tenía un pequeño cuadro y allí surgió hacer kiwi. Anteriormente era un predio que tenía arándanos y tenía riego, entonces buscando alternativas decidimos iniciarnos en este cultivo.”

Yelín comenzó la plantación de este frutal en el año 2017 y 2018. “Es el primer año que logramos sacar una cantidad suficiente para que sea interesante comercialmente”, señaló.

La planta de kiwi pertenece al género Actinidia, es una planta trepadora tiene una fruta del tipo baya. La planta es cultivada y guiada a través de una estructura de conducción, en donde se intercalan plantas hembras (productoras), entre una planta macho (polinizadores).

En la Estación Experimental del INTA Concordia desde 2010 se implantó un lote demostrativo, que cuenta con protección de malla antigranizo y un sistema de fertirriego por el cual se administran todos los fertilizantes. Debido a la característica del cultivo hasta la fecha no se realizan aplicaciones de funguicidas ni de insecticidas. Las tareas del lote son comunes a las realizadas en otros frutales, como ejemplo desmalezado, poda invernal para formación de cargadores y eliminación de material, riego y fertirriego.

Requiere para su crecimiento y producción de acumulación de 700 horas de frío durante el invierno. En el noreste entrerriano la floración se observa en el mes de octubre y en años con baja acumulación de horas de frío estas etapas pueden verse retrasadas. El fruto una vez formado crece y alcanza su madurez a fines de marzo. La fruta producida en esta región puede ser comercializada como fruta primicia.

En relación a esto el productor Yelin explicó que “tenemos la ventaja que salimos un poco antes que el resto de los cultivos de kiwi, principalmente los de Buenos Aires. Además, no tiene grandes complicaciones este cultivo, no tiene insectos que lo ataquen, no hemos tenido problemas de hongos. Tenemos la desventaja que nos falta un poquito de horas de frio, pero iremos compensando.”

En el caso la producción comercial, el INTA acompaña a los productores y asesores, quienes han visitado el lote demostrativo para evaluar la factibilidad de llevar adelante esta producción. También realiza el seguimiento de los estadios fenológicos y ha realizado experiencias relacionadas al uso de reguladores de crecimiento para mejorar floración y brotación, para evaluar el efecto en el crecimiento del fruto.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.