Industriales presentaron un plan de «shock productivo exportador»

Contempla alcanzar los US$91.000 millones en exportaciones para el 2030. El trabajo lo desarrolló la Fundación Multiplicar, que lidera el director de Aceitera General Deheza (AGD) Roberto Urquía.

Un grupo de empresarios de la agrobioindustria, que forman parte de la Fundación Multiplicar, presentaron un plan que apunta a generar un mayor desarrollo de ese sector para alcanzar los US$91.000 millones en exportaciones en 2030.

Ese monto representa un ingreso adicional de US$44.400 millones con relación a las cifras actuales. Esa fundación, que tiene su sede en Córdoba y lidera el director de Aceitera General Deheza (AGD) Roberto Urquía, presentó la propuesta a los candidatos presidenciales Javier Milei, Sergio Massa, Patricia Bullrich y Juan Schiaretti.

Ese plan abarca el período 2024-2033 y su eje pasa por un «shock productivo exportador» de la agrobioindustria, la sustitución de importaciones y mayor participación de empresas argentinas en las ventas al exterior. También contempla una baja en las retenciones a la soja, el aumento de la superficie sembrada y el incremento de la producción.

Por caso, el programa propone un nuevo esquema de retenciones: de 33% a 20% para soja y subproductos; de 7% a 4% para el girasol; de 9% a 5% para las carnes y de 12% a 17% para el maíz. En este último caso, la suba -a cuenta de Ganancias- es «para que se vuelque a la generación de carnes y biocombustibles y de esta manera generar valor agregado en el país», según el informe.

Además, el plan que se presentó a los candidatos incluye fomento a la actividad forestal, ley de semillas, seguro agrícola multirriesgo y readecuación de leyes, como la de biocombustibles y de arrendamientos.

Según la Fundación Multiplicar, si se toma en cuenta este programa el país pasaría de 142 millones a 200 millones de toneladas de granos en exportaciones, para alcanzar US$20.000 millones anuales extra en el 2030. Asimismo, habría una mejora competitiva de las economías regionales, que exportarían US$12.500 millones anuales en seis años.

Se impulsaría la inversión en forestoindustria (US$2.800 millones anuales a 2030) y la industria de biocombustibles puede incrementar su valor en divisas a US$900 millones para ese año. En tanto, la entrada de divisas por proteínas animales (bovina, porcina, aviar, pesca) alcanzaría los US$6.200 millones anuales y se sumarían otros US$2.000 millones por el aporte de las «agtech», un sistema tecnológico de la actividad agropecuaria.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Scroll al inicio

Suscribite

Recibí en tu correo nuestro newsletter semanal de noticias.

Verificado por MonsterInsights