Fondo Internacional anunció los proyectos de América del Sur seleccionados

Las siete iniciativas elegidas por el Land Innovation Fund alcanzan áreas de los biomas Cerrado, Gran Chaco y Amazonía en tres países de la región.

Son siete los proyectos seleccionados en la segunda convocatoria de financiación del Land Innovation Fund para América del Sur. Con inversiones de alrededor de US$ 4 millones, las iniciativas ayudan a enfrentar algunos de los mayores desafíos de la agenda de sostenibilidad de la actualidad, con soluciones de innovación que van desde programas de compensación forestal hasta el monitoreo y la gestión sostenible de propiedades; desde las buenas prácticas agrícolas y el secuestro de carbono hasta el fomento de mecanismos financieros de pago para servicios ambientales. Alcanzando un número aproximado de 400 propiedades rurales, las soluciones aumentan la diversidad y el alcance del portafolio de proyectos del Land Innovation Fund en favor de una cadena de suministro de soja sostenible, libre de deforestación y conversión de vegetación nativa en tres biomas prioritarios de la región: Cerrado, Gran Chaco y Amazonía.

Las siete iniciativas serán implementadas por trece socios de tres países: Brasil, Argentina y Paraguay. En Brasil, se seleccionaron: Climate Policy Initiative, organización con experiencia en el análisis de políticas públicas y finanzas, con un proyecto para impulsar el instrumento de reposición forestal en el Código Forestal Brasileño; el Instituto Internacional pela Sustentabilidade, ‘think thank’ que utilizará las ciencias de la conducta para mapear criterios que impactan el productor en la toma de decisiones respecto al uso de la tierra y para diseñar mecanismos basados en el comportamiento de los productores de soja para la conservación de la vegetación nativa y la adopción de prácticas agrícolas sostenibles; Produzindo Certo, una plataforma de diagnóstico y conformidad socioambiental que ampliará la base de datos en 500 mil hectáreas de tierra, democratizando el acceso del productor rural a la asistencia técnica en sostenibilidad y a la oportunidad de negocios verdes; y la empresa de tecnología aplicada a la medición y al monitoreo de datos forestales, Treevia, en asociación con GSS Carbono e Bioinovação, con una solución de pagos por servicios ambientales para propiedades rurales ubicadas en el bioma Cerrado.

«La creciente demanda de alimentos asociada al aumento de los efectos del cambio climático requiere soluciones inmediatas en favor de una agricultura sostenible y libre de conversión de bosques y vegetación nativa. El nuevo portafolio de proyectos reafirma nuestro compromiso de fomentar la innovación para la transformación de la cadena de suministro de soja, centrándonos en la granja y en el productor rural y ampliando nuestra presencia y desempeño en los biomas prioritarios para el Land Innovation Fund en América del Sur: Cerrado, Gran Chaco y Amazonía», dice el director del Land Innovation Fund, Carlos E. Quintela. «Los cuatro proyectos seleccionados para su implementación, en Brasil, alcanzan áreas del Cerrado y dos de ellos –Climate Policy Initiative y Produzindo Certo– también llegan a los productores rurales de la Amazonía», añade.

En Argentina y en Paraguay, las tres iniciativas seleccionadas serán implementadas por múltiples instituciones, en formato de consorcio: la Fundación ProYungas, dedicada a la conservación y al desarrollo sostenible, en alianza con la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (AAPRESID) y la Fundación Moisés Bertoni, de Paraguay, apoyará la adopción de buenas prácticas agrícolas y secuestro de carbono en cinco granjas piloto en el bioma Gran Chaco; la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA) se ha sumado a la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (ACSOJA)  Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA), en alianza con Peterson-Control Union (PCU) y la Bolsa de Comercio de Rosario, implemepara crear modelos de desarrollo sostenible con por lo menos 100 agricultores del país; y lantarán una plataforma integrada para el monitoreo y la verificación de toda la soja vendida en Argentina.

El nuevo portafolio de proyectos amplía las operaciones del Land Innovation Fund en el Gran Chaco, un bioma que alcanza aproximadamente 850 mil km2 en áreas de Paraguay, Bolivia, Argentina y que, desde la década de 1990 y especialmente en los años 2000, ha registrado una de las tasas de deforestación más altas del mundo debido a la creciente presión para convertir los ecosistemas naturales en tierras agrícolas, principalmente, para el cultivo de soja. «El Gran Chaco es el hábitat de una gran variedad de especies animales y vegetales, en un territorio ocupado por varios pueblos originarios de enorme diversidad e importancia cultural. Sin embargo, la región es también una de las áreas ambientalmente más vulnerables de América Latina. Las iniciativas seleccionadas para el bioma estimulan el diálogo entre múltiples voces en la agenda de sostenibilidad y buscan soluciones en sinergia que contribuyan al desarrollo agrícola sostenible, a la mitigación del cambio climático y a la valorización del bosque en pie en la región», dice Quintela.

Iniciada en octubre de 2021, la Segunda Ronda de Financiación de Proyectos del Land Innovation Fund ha recibido 47 propuestas, en cuatro áreas programáticas prioritarias –políticas e instrumentos reguladores, métodos y herramientas, participación y diversidad, entrega de soluciones– todas centradas en soluciones innovadoras y sostenibles relevantes para la propiedad rural. Los siete proyectos seleccionados refuerzan el compromiso del Land Innovation Fund para invertir en soluciones que desarrollen, prueben y entreguen soluciones de innovación en las áreas científica, tecnológica y de negocios para lograr una cadena de suministro de soja sostenible, libre de deforestación y conversión de vegetación nativa en América del Sur, así como en asociaciones con los actores más relevantes que persiguen los mismos objetivos.

En poco más de un año de actuación, el Land Innovation Fund apoyó la puesta en marcha de trece proyectos, con nueve socios y la participación de treinta startups; involucró a más de 60 productores rurales y más de 70 instituciones en dos biomas en América del Sur, Cerrado y Gran Chaco; lideró el proceso de selección para la segunda ronda de proyectos; y estructuró la dinámica de selección de la tercera convocatoria para fomento y cooperación de iniciativas y asociaciones, que se abrirá próximamente. «Desde la innovación hasta la transformación, hemos unido fuerzas e inversiones para apoyar una red de múltiples grupos de interés y contribuir a la construcción de un portafolio de proyectos e iniciativas que brinden resultados de impacto para toda la sociedad», dice Carlos E. Quintela.

CONOZCA LOS NUEVOS PROYECTOS:

En Brasil:

PROGRAMA DE REPOSICIÓN FORESTAL: Impulsar el desarrollo del instrumento de reposición financiera en el Código Forestal Brasileño para promocionar el desarrollo sostenible: esta es la propuesta de Climate Policy Initiative, que también tiene como objetivo aumentar la transparencia, el acceso a los datos y la integración de la información para mejorar la toma de decisiones y fortalecer los mecanismos ecosistémicos en el país. El proyecto utilizará investigaciones más consistentes, diálogos estructurados y una amplia difusión para garantizar la regulación e implementación de la reposición forestal en todas las provincias productoras de soja en Brasil, con énfasis en los biomas Cerrado y Amazonía. La meta es crear condiciones para la apertura de corredores ecológicos y la protección de áreas prioritarias para la conservación.

CIENCIAS DE LA CONDUCTA APLICADAS A UNA CADENA DE SOJA SOSTENIBLE: Centrándose en el bioma Cerrado, el proyecto del Instituto Internacional pela Sustentabilidade (IIS) tiene como objetivo aplicar las ciencias de la conducta de una manera innovadora utilizando el papel de la economía conductual en el diseño de incentivos e intervenciones políticas para conservar y restaurar, voluntariamente, la vegetación nativa y adoptar prácticas sostenibles, probando cómo las intervenciones conductuales pueden aumentar la disposición a aceptar dichos incentivos y contribuyendo a la implementación de políticas privadas, públicas y multilaterales favorables a la agricultura responsable.

PLATAFORMA PRODUZINDO CERTO: El hub digital de negocios verdes desarrollará nuevas funcionalidades para la plataforma Produzindo Certo y mejorará la experiencia del usuario; capacitará a 60 multiplicadores para agregar valor a los servicios realizados por el productor rural; agregará al menos 500 mil hectáreas de tierra a la base de datos de la plataforma, ofreciendo un diagnóstico socioambiental detallado y un plan de acción para corregir cualquier no conformidad; ofrecerá a los agricultores acceso a la aplicación «Eu produzo certo», con nuevas oportunidades de negocios verdes; agregará tres nuevos contratos comerciales al catálogo de empresas atendidas por la Plataforma y ofrecerá hasta R$ 50 millones en volumen de crédito verde para financiar la producción sostenible de soja en el país, creando condiciones técnicas y financieras para la práctica agrícola responsable.

PAGO POR SERVICIOS AMBIENTALES EN EL CERRADO: Con enfoque en áreas del cerrado de la provincia de Tocantins, el proyecto de Treevia, en asociación con GSS Carbono e Bioinovação, tiene como objetivo facilitar el acceso del productor rural a diferentes herramientas tecnológicas e instrumentos financieros que permitan el pago por servicios ambientales, generando ingresos adicionales que fomenten la conservación de las áreas nativas, evitando la deforestación y la conversión de nuevas áreas en la cadena de la soja. La iniciativa se implementará en dos frentes: el desarrollo de una herramienta de software y hardware que permita la aplicación de metodologías de monitoreo, informe y verificación (MRV) y se basará en la herramienta SmartForest de Treevia y la construcción de instrumentos técnicos, legales y financieros que permitan que los productores rurales generen ingresos adicionales para el mantenimiento del bosque en pie, por medio de la comercialización de activos ambientales en una plataforma innovadora.

En Argentina y en Paraguay:

SOSTENIBILIDAD AMBIENTAL Y PRODUCTIVA EN EL CHACO: Crear modelos de producción agrícola innovadora y sostenible para la región del Gran Chaco: este es el objetivo del proyecto de la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA), en alianza con la Asociación de la Cadena de Soja Argentina (ACSOJA). La iniciativa tiene como objetivo establecer y validar, con al menos 100 agricultores en un área de aproximadamente 250 mil hectáreas del bioma en Argentina, modelos de intensificación ecológica agrícola que mantengan o aumenten los ingresos del productor rural; reduzcan las pérdidas de cultivos; conserven las áreas naturales dentro de las granjas; contemplen la restauración de suelos y ambientes degradados y apliquen indicadores ambientales, centrándose en el carbono del suelo y en la biodiversidad.

VISEC: PLATAFORMA DE MONITOREO EN EL GRAN CHACO: La propuesta de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA), en alianza con Peterson-Control Union (PCU) y la Bolsa de Comercio de Rosario, es establecer una plataforma innovadora de trazabilidad y monitoreo para evaluar los impactos ambientales, sociales y económicos de la producción de soja y de otros commodities en áreas prioritarias de Argentina, empezando por el Gran Chaco. La plataforma VISEC reunirá, en un solo sistema, datos de monitoreo y verificación de toda la soja vendida en Argentina, unificando parámetros y requisitos de sostenibilidad relevantes para la comercialización del grano. La iniciativa involucra la contribución y el compromiso de diferentes actores, desde productores hasta exportadores y ONG, y propone generar datos de manera transparente, fiable y accesible al público, contribuyendo a la producción y comercialización de bienes esenciales de manera ambientalmente sostenible, especialmente, la soja y sus derivados.

BUENAS PRÁCTICAS AGRÍCOLAS Y SECUESTRO DE CARBONO: La Fundación ProYungas, en alianza con la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (AAPRESID) y la Fundación Moisés Bertoni, apoyará la adopción de buenas prácticas agrícolas y estimulará la conservación y la restauración de la vegetación nativa en las granjas de soja en el bioma del Gran Chaco, contribuyendo a la mitigación del cambio climático y la valorización del bosque en pie. El proyecto se implementará en cinco granjas piloto de soja, en Argentina y Paraguay, abarcando por lo menos 50 mil hectáreas, donde se realizará la cuantificación de carbono de la actividad productiva, la evaluación de las reservas de carbono de la vegetación nativa, la clasificación por categoría (emisor de carbono, carbono neutro o sumidero de carbono), el desarrollo de un proyecto de compensación de emisiones de carbono del área de vegetación nativa, con acreditación internacional, y el desarrollo de una plataforma de información en línea que garantice transparencia a los proyectos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.