En la Rural de María Grande hubo acción con «las viejitas nuevas»

El clima le dio una gran mano a los organizadores de la edición 2022 de la Expo María Grande: lluvias en la semana entonaron cultivos y pastizales; y el fin de semana transitó abrazando con un sol de primavera a las miles de personas que concurrieron al predio de la ciudad de Paraná Campaña a disfrutar de una exhibición de maquinaria antigua que da que hablar en el sur continental y mucho más allá.

“Siento que fuimos bendecidos” deslizó “Nincho” De Angeli en una de las incontables recorridas que hizo a través de un predio ferial, impecablemente preparado para dar vida a una muestra que ya es parte de la ruralidad. El hacedor de la exhibición estática y dinámica de maquinaria antigua, -“las viejitas nuevas” como las describe-, contó que “esto es resultado de un compromiso muy sólido de mucha gente que ama el campo, su historia, sus costumbres y sobre todo a los pioneros que construyeron este país con trabajo, sudor y lágrimas”.

A “Nincho” lo acompañó José María Barrale, investigador e historiador de los fierros que ayudaron a forjar el destino de la patria; y con la asistencia del periodista Omar Gemignani dieron vida a una entrevista que se oyó por la red de altoparlantes del predio en la que desandaron la historia de casi todos los implementos y máquinas en exhibición.

Barrale es conocedor maquinarias agrícolas de otros tiempos por haber dedicado gran parte de su vida a indagar y estudiar estos temas. Pero además, como cuentan de él en el diario Región Atlántica, alguna vez fue un niño que acompañaba a su padre y a su tío en las cosechas, durmiendo en la casilla rodante y emocionándose cuando lo dejaban manejar. Cuentan que a los 15 años compró su primera cosechadora, luego de escribir una carta a la fábrica a espaldas de su familia.

Actualmente reside en San Francisco, Córdoba, pero recorre el país entrevistando a los más tradicionales fabricantes de maquinarias agrícolas. Gracias a este minucioso trabajo pudo escribir su primer libro llamado “Reinas mecánicas” (2007) al que le siguió “Reyes del surco” (2013) y este domingo en María Grande presentó la edición ampliada de “Reinas…”.

La Expo María Grande fue un paseo para todo un día: de entrada, la estática de una amplia gama de fierros modernos sin estrenar; el plato principal fue la maquinaria antigua y los aderezos la muestra ganadera, aviar y los emprendedores que sumaron música chamamecera, arte gastronómica y artesanías. Y por la noche un continuado de bandas que tocarán hasta bien entrado este lunes.

El imperdible fue la trilla con fierros que datan de las primeras décadas del siglo pasado, el mate cocido con galleta, los concursos de torta asada y costillar de cerdo a la estaca y las degustaciones de caña como se hacía entonces.

El sábado fue el momento de la inauguración oficial, donde autoridades gremiales, socios de la entidad e invitados especiales ocuparon todas las butacas de la tribuna de la Rural Mariagrandense para hacer oír la voz de los referentes del sector.

Allí fue donde Fabián Moine, titular de la Rural anfitriona, se emocionó al dar cuenta de la exposición de maquinaria antigua; pero también fue vehemente al pedir acción al Estado para acompañar a los sectores productivos. En similar sentido se expresó José Colombatto, de la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos y Raúl Boc-ho, directivo de las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). Entre los tres enhebraron un mensaje hacia el sector público donde consolidaron lo ya dicho en otras tribunas ruralistas: piden mejores caminos, puertos, comunicaciones e incentivos para producir más y mejor. “Este año se cumplen dos décadas del aumento exorbitante de los derechos de exportación, una montaña de dólares le dejamos al gobierno y no sabemos que han hecho con ellos”, dijo el hombre de Villaguay con rol activo en CRA.

Y su colega de Gualeguaychú, al mando de la entidad entrerriana, habló del llamado dólar soja como “una encerrona del gobierno Nacional que no termina de saldar internamente sus fracturas. Lo habilitaron (al dólar soja) para que el campo sea nuevamente quien oxigene las cuentas públicas y al mismo tiempo Banco Central sacó una norma que castiga a los que venden”.

Un dato que no pasó desapercibido para el periodismo que cubrió el acto fue la presencia en la tribuna del exgobernador Mario Moine, quien llegó, saludó y se retiró apenas terminados los discursos sin que lo hayan mencionado entre los invitados. Otra cosa fue Alfredo De Angeli; es que en las muestras del campo el senador nacional se maneja en su hábitat y no se cansa de estrechar abrazos, saludos, fotos e intercambiar opiniones con quienes se le acercan.

Fuente: Campo en Acción

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.