En Córdoba, la campaña girasolera mejoró sus números

La campaña girasolera tiene sus números finales en la provincia de Córdoba con números interesantes a pesar del déficit hídrico que mostró al comienzo la última temporada. Se sembraron 71.600 hectáreas, un 120% más que la campaña anterior, de las que pudieron recogerse unas 68.600 con un volumen un 117% más que en la anterior cosecha.

El rendimiento promedio fue de 23 quintales por hectárea, un 9% menos y el total de unas 158 mil toneladas producidas, un 97% más que en la campaña pasada.

Una campaña desafiante
La siembra del cultivo comenzó en septiembre con incertidumbre por parte de los productores en las hectáreas que se iban a destinar al cultivo, dada la escasez de agua en el perfil a la fecha. Las lluvias de fines de 2021 revirtieron la situación permitiendo al girasol atravesar su estadio vegetativo y de floración en condiciones hídricas buenas, las cuales al mes de febrero generaron anegamiento, con acumuladas de hasta 100 mm en algunos lotes al sureste en los departamentos Juárez Celman y Presidente Roque Sáenz Peña. Sumado a ello, en el mes de enero, por la ola de calor, el cultivo sufrió algo de estrés térmico aunque comparado con otros estivales el impacto no fue tan notorio. Respecto a plagas y enfermedades, hubieron reportes de oruga medidora (Rachiplusia nu) y gata peluda (Spilosoma virginica), ambas en las primeras etapas del cultivo y en incidencia baja.

100% en secano
En cuanto al sistema de producción, el 100 % del cultivo se realizó en secano. La mayor parte del girasol se sembró en el sur de Córdoba, liderado por General Roca y Roque Sáenz Peña, departamentos que aportaron, respectivamente, el 42 y 22 % del tonelaje.

Clima
El girasol durante la campaña 2021/22 se vio influido por las condiciones climáticas de falta de agua que afectaron al momento de la siembra. A fines del 2021 y principios de 2022, el contexto cambió con precipitaciones que superaron al promedio histórico, dando como resultado condiciones no limitantes para el desarrollo del cultivo. Particularmente, con las lluvias de enero, al atravesar el girasol su periodo crítico en ese mes, y sumado a las lluvias de febrero durante llenado de grano, el cultivo pudo desarrollarse sin grandes inconvenientes y lograr buenos rendimientos.

Precios
Por su parte, los precios de exportación a cosecha pasaron de USD 660 a USD 817, consolidando un aumento de USD 157 ( +24%), mientras que el precio disponible a cosecha verificó un incremento de USD 188 (+42%).

Dado lo anterior, el valor bruto de la producción de la campaña 2021/22, que implica cuantas divisas se podría generar si la totalidad de la producción se exportara en el mes de cosecha, sería de USD 129 millones. Este valor representa un incremento del 144% respecto al ciclo anterior. En cuanto al ingreso bruto de la producción, que mide la retribución a los agentes que participan del proceso productivo, descontando los derechos de exportación y los gastos portuarios, sería de USD 101 millones, presentando un aumento de 179% respecto a la campaña previa.

Los datos obtenidos por el Departamento de Información Agronómica pueden visualizarse en los tableros interactivos disponibles en la página web de la Bolsa de Cereales de Córdoba. En ellos es posible obtener diferentes variables agronómicas, climáticas y económicas eligiendo la región o año de interés y realizar comparaciones a través de los gráficos generados a partir de la información solicitada por el usuario. El acceso a los tableros se encuentra en el siguiente enlace:

Fuente: https://www.bccba.org.ar/home/dptos-informacion/estadisticas-cultivos/

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.