El sorgo, un cultivo estratégico en energía, fibra y «billetera»

A la clásica virtud del sorgo en su rusticidad y estabilidad, hay que sumarle su aporte muy importante en la alimentación de rodeos de carne y leche. Tiene costos sensiblemente menores al del maíz y si la Niña viene agresiva puede resistirla mejor.

El ingeniero Juan Lus se refirió al sorgo, un cultivo con mucha tradición en Argentina pero que merece ahora ser jerarquizado. Y para comenzar echó mano a la comparación con el maíz, no con la intención de que competencia sino que puedan ser parte de una estrategia productiva complementaria.

El primer aspecto donde el sorgo se destaca es su rusticidad, aunque no sabemos aún cuál es el máximo nivel de rusticidad que puede asumir el sorgo. Para echar luz al tema Lus estableció algunas comparaciones entre el sorgo y el maíz, y una de ellas tiene que ver con la superficie que ocupan estos dos cultivos en estas últimas décadas. Y pudo apreciarse que en eso, el maíz desalojó al sorgo por su capacidad de actualización genética y una mejor estrategia de combate a las malezas.

Otro aspecto tuvo que ver con el rendimiento en granos donde la actualización genética hizo que el maíz se pudiera instalar en un área mayor, y otro aspecto es la estabilidad del cultivo.

Plasticidad y estabilidad ambiental

Juan Lus, quien revista como técnico en la empresa PGG Wrightson señaló que en superficie el sorgo retrocedió frente a la creciente área maicera y eso es un asunto comprensible. Un momento después se refirió a la productividad y allí se justifica una buena parte de la elección pero donde el sorgo da una pelea de igual a igual, aún sin la asistencia de investigación que tiene el cultivo de mazorca.

Lus apunta que esta estabilidad hace que en regiones con lluvias mezquinas el comportamiento del sorgo en granos es muy competitivo con el de maíz, y es por ello que en una amplia superficie es una alternativa nada despreciable.

Diversos estudios demuestran que cuando hay deficiencia hídrica el sorgo tiene un comportamiento muy destacado y ya no solo en granos sino también en materia seca.

Sorgo nutrido, sorgo que rinde

Ahora bien estos ambientes con limitantes pueden mirarse desde dos perspectivas: la limitación hídrica y la de nutrientes, y en este aspecto el sorgo es muy demandante de ciertos nutrientes en algunos ambientes.

Vemos que la exigencia nutricional del sorgo es bastante mayor en N, un poco mayor en K y Mg, y bastante parecida en P y S. Este es un aspecto muy importante en producción de granos pero si ahora comparamos el comportamiento de ambos cultivos en producción de materia seca vemos que el requerimiento nutricional del sorgo es mayor: necesita producir pasto rápido y para ello se necesita una mayor asistencia de N.

“Sería una contradicción que buscáramos respuestas en el sorgo para MS en ambientes críticos pues demanda muchos nutrientes y por efecto del pastoreo no va a dejar rastrojo que ayude al suelo a recuperar su condición”, señaló Lus.

“Si bien el sorgo tiene rusticidad esto no quiere decir que le demos los peores lotes, mucho más aun cuando será destinado a pastoreo”

Respecto a los requerimientos de agua nos apoyamos en el Kc, que un coeficiente que mide el grado de evaporación de cada cultivo comparado con una lámina de agua, y se puede apreciar que el sorgo tiene un registro de evaporación menor que el maíz, es más eficiente en la utilización del agua, y en el momento de pérdida máxima de agua en el sorgo el tiempo es menor.

“Y donde reside su mayor prestación es en la latencia, entendido éste como el período donde puede detener el crecimiento como resistencia a un estrés hídrico, y reanuda el crecimiento una vez que recupera las condiciones de humedad necesaria”, apunta el especialista.

Un dato interesante es el que arroja un estudio de la Universidad de Lomas de Zamora, que tiene una tradición en estudios comparativos entre maíz y sorgo, y de los registros de los últimos años se puede observar que la diferencia entre los mejores y peores híbridos de maíz es mucho menor (1.42) que la diferencia entre la mejor y la peor semilla de sorgo (2.19). Esto implica que la elección de la semilla de sorgo no debe ser azarosa.

Otra comparación que hizo Lus es comparar la producción de MS digestible por ha y allí la relación entre el mejor maíz y el mejor sorgo son absolutamente comparables. Y una relación parecida pudo apreciarse en la digestibilidad comparando los mejores cultivares de maíz y sorgo.

La digestibilidad de la fibra en años difíciles es capaz de producir un 50% más de MS digestible y son comparables en digestibilidad de fibra.

Costos y rendimientos

En el primer caso se evalúan costos directos en dólares en el centro/sur de Santa Fe y allí pueden apreciarse que ante volúmenes de producción semejantes los costos del sorgo están casi a la mitad, sin explorar un escenario de lluvias reducidas donde el sorgo puede mostrar su mejor disposición y mejorar estos números.

Luego se analizan otros dos escenarios (sur de Cba/San Luis) vemos que los volúmenes se reducen y los costos muestran que el sorgo es muy competitivo; y en el cuadro 3 con datos del CREA Oeste en Carlos Pellegrini y del Inta Anguil, el especialista compone los siguientes cuadros y repite que estas comparaciones no son rígidas pero permiten ver las prestaciones y costos de la comparación sorgo/maíz.

“Se puede apreciar que en algunos escenarios productivos el sorgo tiene un costo de un tercio comparado con el maíz en la producción de MS, y si a esto le sumamos la estabilidad del cultivo de sorgo, estamos ante una opción muy atractiva para la próxima campaña gruesa”, sentenció Lus.

A continuación el especialista proyectó una imagen donde se recoge una experiencia en Uruguay, en condiciones muy adversas y eso es posible apreciarlo en los registros y puede observarse el buen comportamiento del sorgo tanto en volúmenes y digestibilidad, en las raciones de corderos.

Y a continuación se ofrece una comparación entre un maíz y sorgo BMR silero para alimentación de vacas lecheras y puede apreciarse que la prestación del sorgo como forraje es muy competitivo.

Al margen del aporte del sorgo para conseguir estos registros no debe perderse de vista el menor costo que tiene este cultivo en comparación con el maíz.

Osvaldo iachetta / Redacción TodoAgro

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.