El girasol hace su aporte: crecerá 43% el ingreso de divisas

La suba de los precios internacionales permitió revertir la caída productiva del 10% y contribuirá con 1.500 millones de dólares. La siembra fue la más baja desde 2010, y los rendimientos no fueron de los mejores.

Los precios internacionales de los granos vienen modificando para bien las cuentas de los distintos actores de las cadenas productivas. En el caso del girasol, el alza en las pizarras ayudó a darle otra cara al final de una campaña que tuvo casi todos sus índices negativos: toneladas producidas, área de siembra y rinde promedio.

De acuerdo a los datos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, más allá de la caída de la producción, la oleaginosa aportará a la economía argentina “un valor agregado de u$s 1.477 millones en 2021”, al menos un 43% por encima del valor del año pasado.

¿La explicación? La sorprendente suba de los precios internacionales del conjunto de los granos que por estos días atrae las miradas no solamente del sector agropecuario. “Gracias al aumento registrado en los precios del cultivo, que superan los máximos de los últimas cinco campañas, el girasol generará adicionalmente exportaciones por u$s 699 millones y aportará u$s 350 millones en recaudación fiscal.

La contracara

El “Informe de cierre de campaña” del girasol, elaborado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires dio cuenta también de una caída de 400 mil toneladas en relación a lo que se estimaba al inicio de la gruesa, y una caída del 10% en relación a lo obtenido en términos de toneladas comparado con el ciclo anterior.

“La producción total nacional se ubica en 2,7 Millones de toneladas (Mt), reflejando una caída de un 10% interanual y ranqueando como la más baja en siete años”, explicaron los técnicos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

El ciclo al cual hacen mención es el de la campaña 2013/14: en ese momento el girasol produjo cifras finales por 2,3 millones de toneladas.

Las causas de esta merma se la atribuyen a precipitaciones que resultaron inferiores a los promedios históricos, fallas de polinización y una elevada incidencia de cancro del tallo durante el período de llenado del grano.

La siembra del girasol en la campaña 2020/21

Fuente: Bolsa de Cereales de Buenos Aires)

Sin embargo los números magros no solo son el reflejo de lo que concierne la producción final. Con 1,3 millones de hectáreas, la siembra fue la más baja desde la campaña 2009/10. Lo que indican los especialistas es que el déficit hídrico que sufrieron los lotes principalmente en las zonas del Noreste del país y el centro y norte de Santa Fe, afectó seriamente a la producción.

Así fueron los rindes en el área de siembra de girasol

 (Fuente: Bolsa de Cereales de Buenos Aires)

Y en materia de rindes, el promedio en todo el país fue de 21,6 quintales por hectárea qq/Ha, un 2,8% menor en comparación al ciclo previo. Sin embargo aquí también se observa otro dato alentador: el rinde promedio de este año se mantiene un 2,5% por encima del promedio de las últimas cinco campañas.

Fuente: Portal A24.com

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.