El girasol: el héroe inesperado de la campaña 22-23

A pesar del contexto, según un informe que se desprende de la plataforma digital Agrology, que reúne a productores agropecuarios de todo el país, este cultivo es el que mejores cifras de rinde está presentando.

La campaña 22-23, golpeada por una sequía histórica y medidas políticas fallidas, parece tener al menos un cultivo que logró mantenerse en pie entre tanto números negativos. Según un informe desarrollado por Agrology, la plataforma digital de productores argentinos que busca potenciar los negocios agropecuarios a partir de la información productiva comparada, dentro de su comunidad los rindes de girasol promediaron a nivel país una caída del 1% del rinde respecto a la campaña anterior, siendo de los cultivos menos afectados.

«Claramente estos números no son los deseados por el sector agropecuario, pero si funcionan como un respiro entre tantos cultivos que arrojan rindes con caídas más drásticas», comenta Agustín Sanchez Sorondo, COO de Agrology.

Esto no quiere decir que todas las zonas del país corrieron la misma suerte y se pueden encontrar números prácticamente contrapuestos: mientras el Núcleo Norte goza de una variación positiva del rinde del 73% en comparación a la temporada anterior, el Centro-Este de Entre Ríos padece una caída del -49%.

Si bien todavía el avance de cosecha en todo el país no se ha completado al 100%, con una campaña 22-23 casi finalizada, los productores están a la espera de mejores tiempos.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Scroll al inicio

Suscribite

Recibí en tu correo nuestro newsletter semanal de noticias.

Verificado por MonsterInsights