Diplomados en Periodismo Agropecuario celebran el logro académico

Son 26 los egresados en la primera edición de la Diplomatura en Periodismo Agropecuario de la Universidad Nacional de Entre Ríos. La colación se concretó el viernes en la sede de la Facultad de Ciencias Agropecuarias, casa de altos estudios que dictó la capacitación junto a la Facultad de Ciencias de la Educación, y el apoyo de la Asociación Entrerriana de Periodistas Agropecuarios (AEPA).

“Estamos felices por este logro” dijo Dana Olivera Taleb, titular de la entidad que nuclea a los trabajadores de prensa y complementó: “Ahora trabajamos junto a ambas facultades para que vuelva a repetirse esta instancia formativa de gran importancia para nuestro campo; y la misma instancia de diálogo iniciamos con empresas e instituciones para darle continuidad a la propuesta”. La comunicadora determinó que “Debemos sumar nuevas voces que entiendan como produce el campo argentino y también profesionalizar a quienes se dedican a esta noble profesión».

Entre los egresados, en su mayoría periodistas, comunicadores, agrónomos y veterinarios (ver aparte), destaca Liliana Baca, quien vive en zona rural del departamento Federal. La mujer trabaja junto a su familia para un establecimiento ganadero, -se ocupan de la cría del ganado bovino y ovino, y de todas las tareas que requiere el manejo de un campo.

Su colega de estudios, Miguel Ruberto, destacó que “Liliana se inscribió en la Diplomatura en Periodismo Agropecuario para contar las problemáticas de la zona en donde vive, que no solo tienen que ver con lo productivo, porque la salud también importa”. En su perfil de Instagram ponderó que “a pesar de que la conectividad (internet) no es de las mejores… (siendo generoso con los prestadores del servicio), completó la cursada virtual con impecable asistencia, y también dio el presente en cada una de las clases a campo y en aulas”.

El día de la colación, llovió todo el día. A Liliana no le importó. Esta vez, subió a su caballo y recorrió nuevamente el camino de tierra hasta la ruta, desde ahí hasta Federal, subió al colectivo y viajó más de 200 kilómetros hasta llegar a la Facultad en Oro Verde, a recibir su diploma. “Aprendí de Liliana que perseverancia es sinónimo de constancia, persistencia, firmeza, dedicación y tesón”, remató Ruberto, quién con su relato le dio dimensión concreta a la propuesta nacida desde la convicción de los asociados a la AEPA.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Scroll al inicio

Suscribite

Recibí en tu correo nuestro newsletter semanal de noticias.

Verificado por MonsterInsights