Día del limón en pandemia: cómo los cítricos fortalecen nuestro sistema inmune

Este 30 de septiembre se celebra el Día Mundial del limón, una fecha para recordar todo lo que esta fruta, y los cítricos en general, tienen para ofrecer a nuestro cuerpo. En un contexto de pandemia, sus nutrientes son fundamentales para prevenir y combatir enfermedades.

En situaciones como la que vivimos actualmente, observar nuestros hábitos alimenticios y enfocarnos en nuestra salud se vuelve más importante que nunca. Si bien desde antes de la llegada del Covid-19 la OMS recomienda aumentar el consumo de frutas y verduras, los cítricos se han convertido en uno de los grandes aliados para la salud por su facultad de  potenciar el sistema inmunológico de personas sanas y por el rol fundamental que tienen sus nutrientes en la prevención y el tratamiento de pacientes con infecciones respiratorias.

Las frutas como limones, mandarinas y naranjas son ricas en vitaminas, minerales y fibra dietética (polisacáridos sin almidón), nutrientes esenciales para el desarrollo y el bienestar en general. La evidencia científica da cuenta del papel protector que cumplen en la prevención de la enfermedad coronaria, el accidente cerebrovascular, la prevención de la formación de cataratas, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, diverticulosis e hipertensión.

Los limones en particular son ricos en ácido cítrico, vitamina C y polifenoles, que confieren diversos beneficios para la salud, como el alivio de la fatiga, y tienen una alta capacidad antioxidante (previenen el envejecimiento de las células del cuerpo), algo fundamental para mejorar el mecanismo de defensa del cuerpo. Para potenciar estas propiedades, también se recomienda combinar limón con té verde.

Según diversos estudios, la ingesta de vitamina C puede proteger a las personas contra la mortalidad cardiovascular y sirve para prevenir y tratar la neumonía. Esta vitamina se encuentra presente en el jugo del limón y se ha comprobado que, combinada con arándanos, tiene una mayor actividad antioxidante que las fuentes individuales.

Además, los cítricos contienen carotenoides, que tienen muchos beneficios para la salud: son antioxidantes, tienen efectos positivos sobre el sistema inmunitario, promueven la formación de hueso, la salud ocular y disminuyen el riesgo de cáncer. Los flavonoides, por tu parte, participan en la defensa contra la radiación UV o la agresión de patógenos. En los cítricos, se encuentran en los hollejos de los gajos, por lo que se recomienda ingerir jugos con mucha pulpa para incorporarlos.

Cítricos en pandemia

Los niveles de vitamina C se agotan en pacientes críticos con infecciones respiratorias, algo que se relaciona con la gravedad de la enfermedad y con la insuficiencia orgánica múltiple. Es decir que el requerimiento de vitamina C de una persona aumenta con la gravedad.

Según estudios, esta vitamina acorta y alivia la infección del tracto respiratorio de pacientes, reduciendo su duración entre un 8 y un 14%. En el caso del Covid-19, la enfermedad en general provoca infecciones respiratorias más graves que las regulares. Por este motivo,  se recomienda un aumento diario regular de la ingesta de vitamina C.

Los estudios han demostrado que la vitamina C puede prevenir la susceptibilidad de la infección del tracto respiratorio inferior, mientras que COVID-19 puede causarla. Por lo tanto, una cantidad moderada de suplementos de vitamina C puede ser una forma de prevenir COVID-19.

Tendencias: lo saludable y natural cada vez más presente
En general, en los últimos años se ha visto una tendencia mundial hacia dietas más saludables. La Comisión EAT Lancet, una fundación que tiene el objetivo de transformar el sistema alimentario, ha hecho recomendaciones en torno a dos variables del sistema alimentario mundial: el consumo final (dietas saludables) y la producción (producción sostenible de alimentos).

El informe realizado por esta organización señala que la transformación a dietas saludables para 2050 implica realizar cambios sustanciales, como duplicar el consumo de frutas, vegetales, nueces, semillas y legumbres. Por otro lado, los consumidores están cada vez más pendientes de las acciones en materia de sustentabilidad que lleven adelante las empresas para contrarrestar la actividad productiva. Los Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU cumplen un rol clave en este sentido. Estudios de mercado confirman que los consumidores (sobre todo los más jóvenes) priorizan cada vez más la sostenibilidad de una empresa a la hora de elegir un producto.

Dos de cada diez limones que se producen en el mundo son argentinos y Tucumán es el principal productor de limones del país. La citrícola San Miguel es una de las principales exportadoras de cítricos del Hemisferio Sur y envía esta fruta a más de 80 países. Para asegurar la sustentabilidad de su actividad y ofrecer productos cada vez más conscientes, en línea con los ODS, la compañía nacida en Tucumán mide su desempeño ambiental en materia de agua, energía, residuos y uso del suelo, implementa iniciativas para el uso eficiente de recursos, abastece su operación con energías renovables y pone en valor la biodiversidad a través de un programa de conservación de más de 8.000 hectáreas bosques nativos (Yungas) en la región.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.