Desde Argentrigo señalaron que hay un escenario “amigable”, pero con temor a posibles intervenciones

En una semana donde se conocieron nuevos datos sobre la estimación de siembra para la campaña 2021/22, el presidente de Argentrigo, Miguel Cané, fue consultado por Tranquera sobre sus expectativas.

“Da para ser optimista en cuanto a que exista una superficie no menor que la campaña pasada. En parte, porque los precios son buenos, mejores que a esta altura de la campaña pasada, y compiten con otros cultivos en un contexto donde todos tienen cotizaciones muy atractivas”, aseguró el presidente de Argentrigo, Miguel Cané, en diálogo con Tranquera.

En ese sentido, recordó que, en el mercado a término,  “en esta época del año pasado teníamos precios de 160 o 165 dólares (por tonelada), mientras que hoy hay valores esperados de 210 o 220 en la posición diciembre o enero, es mucha diferencia”. 

Por otro lado, aseveró que otra ventaja respecto al ciclo anterior es que “la recarga de los suelos ha sido bastante buena y tenés humedad en gran parte de la zona de siembra de trigo en la Argentina”.

Al respecto, destacó los datos arrojados por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), que informó 6,5 millones de hectáreas de intención de siembra para todo el país en la campaña 2021/22. Si bien el número de la estimación es similar a lo que se implantó en la temporada anterior, la entidad señaló que se “refleja un incremento de 6,6% sobre la superficie promedio de las últimas 5 campañas, y se ubica como la quinta más grande en la serie histórica del Panorama Agrícola Semanal”.

“Esos son los datos que nosotros estaríamos manejando, que, según mi opinión, hay una puertita abierta al optimismo para superarlos. Porque la situación es amigable. Pero en la intención de siembra, que anunció la Bolsa,  también se habló de una suba muy importante de la cebada, que le va a sacar terreno en la zona más triguera donde compite directamente”, comentó Cané al respecto.   

En tanto, en lo que hace específicamente a la región núcleo,  la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) reportó esta semana que la intención de siembra del cereal será de 1,64 millones de hectáreas, apenas un 1% superior respecto a la campaña pasada. Sin embargo, en el oeste de Córdoba habría un alza del 10% interanual.

“El año pasado, Córdoba estaba muy seco (el suelo) en la época de siembra. De hecho, la intención era mayor a lo que efectivamente se terminó dando, porque los perfiles estaban con poca humedad y son lugares donde no llueve en el invierno. Incluso los que no sembraron, no se equivocaron, porque el cultivo la pasó mal en esa provincia”, analizó Cané en cuanto a esta posible evolución.

Por otro lado, el dirigente opinó que una de las desventajas a nivel nacional es “la posible intervención por parte del Gobierno, ya que el trigo es sensible al consumo interno”. En ese sentido, agregó: “Cuando lo comparás con la cebada o la soja, en eso pierde. Porque si bien en otros cultivos podés tener la amenaza de una suba de retenciones, en el caso del trigo, o maíz, tenés que agregarle la posible intervención cuando los stocks empiezan a ser ajustados al consumo doméstico. Creo que no hay más superficie de expectativa por esta amenaza que siempre termina siendo negativa para los precios”.

 En el caso de la soja, si bien es complementaria del trigo y en muchas zonas está la posibilidad del doble cultivo, que según Cané  hoy es la opción “más rentable”, aclaró que puede llegar a ser una competencia. “Porque puede decidirse entre hacer trigo o un cultivo de gruesa directamente”, argumentó.

Por último, acerca de la demanda de insumos, Cané dijo que “viene adelantada”, ya que “se ha comprado mucho y hubo algunos aumentos, sobre todo en fertilizantes”. Al respecto, afirmó que “también hay una cautela general que expresan las insumeras en cuanto a que la provisión de los importados pueda estar en tiempo y forma. No hay que olvidarse de que estamos en la Argentina y de repente faltan cosas básicas, como neumáticos para las maquinarias nuevas. La problemática con las importaciones y el dólar, entre otros temas inherentes al país, son una señal de advertencia. Desde ese punto de vista, como productor voy a tratar de tener los insumos lo antes posible porque puede llegar a surgir algún inconveniente”.

Por: Juan Ignacio Erreca

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.