Descienden los porcentajes de trigo en malas condiciones

Los trigos de condición regular y mala descendieron de 55% a 45% esta semana gracias a las lluvias registradas en caso toda la región núcleo. Se espera otro fin de semana de precipitaciones importantes, lo que permitirían mejorar la floración y el llenado de granos del cereal.

Las más generalizadas comenzarán el sábado por la noche. Un nuevo sistema frontal frío avanzará desde el sudoeste pasando por toda la región y potenciando el desarrollo de lluvias y tormentas de variada intensidad sobre la mayor parte del área agrícola de la zona núcleo, según los pronósticos climáticos de la BCR.

De esta manera, los últimos 10 días de octubre podrían sumar el 90% de las lluvias que muestra la media histórica de este mes. Y esto es una señal muy fuerte de que se estaría quebrando el bloqueo seco que ha acechado a la región en los últimos seis meses. Esa es la gran noticia que estaría mostrando fines de octubre si se concreta el pronóstico de lluvias. Y las chances son muy buenas: los modelos se muestran firmes y los mecanismos de circulación están muy activos para este fin de semana. Las lluvias empezarían a normalizarse, incluso con una "Niña" de fondo.
 
Finalmente llegaron las lluvias y pondrán freno al deterioro del trigo
Desde la Bolsa de Comercio de Rosario destacaron también que si bien la estimación de rinde en trigo sigue 10 quintales debajo de los 39 qq/ha de la campaña anterior, las lluvias de esta semana permitirán mejorar la floración y el llenado de granos. Lo más importante es que detendrán la caída del potencial de rendimiento. Con un 25% de los trigos de la región llenando granos, el peso de mil granos será el factor que podrá recuperar parte del potencial perdido. El resto del trigo se encuentra en hoja bandera un 5%, el 10% en espiga embuchada, 30% en espigazón y un 30% en floración. La condición de los trigos evaluados como regulares y malos descendió 10 puntos, de 55% a 45% en una semana. En el sudeste de Córdoba, este alivio llega en pleno periodo crítico. De todas maneras, allí se espera una reducción del rinde del 50%: “el promedio del trigo en la zona es de 30 qq/ha; este año vamos cosechar solo 15 qq/ha. Pero si hubiese seguido el calor y la sequía, cosechábamos menos todavía”, comentan en Noetinger.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.