Crecimiento sostenido en la producción de papa en Argentina

“Hace dos años que nosotros tenemos una alegría por superar en consumo de papa a la carne en Argentina. Hoy estamos en 55 kilos por habitante/año y eso es muy importante para la cadena de la papa”, dijo Mario Raiteri, vicepresidente de la Federación Nacional de Productores de Papa.

En Argentina se producen entre 75 y 85 mil hectáreas de papa. Cada una de ellas rinde entre 1500 a 2000 bolsas de papa de 20 kg., lo que significa unos tres millones de toneladas de papa, producidas en el país.

De acuerdo a lo que señala la FAO, la papa es un alimento versátil y tiene un gran contenido de carbohidratos, es popular en todo el mundo y se prepara y sirve en una gran variedad de formas. Recién cosechada, contiene un 80 por ciento de agua y un 20 por ciento de materia seca. Entre el 60 por ciento y el 80 por ciento de esta materia seca es almidón.

Respecto a su peso en seco, el contenido de proteína de la papa es análogo al de los cereales, y es muy alto en comparación con otras raíces y tubérculos.

Además, la papa tiene poca grasa. Las papas tienen abundantes micronutrientes, sobre todo vitamina C: una papa media, de 150 gramos, consumida con su piel, aporta casi la mitad de las necesidades diarias del adulto (100 mg). La papa contiene una cantidad moderada de hierro, pero el gran contenido de vitamina C fomenta la absorción de este mineral. Además, este tubérculo tiene vitaminas B1, B3 y B6, y otros minerales como potasio, fósforo y magnesio, así como folato, ácido pantoténico y riboflavina. También contiene antioxidantes alimentarios, los cuales pueden contribuir a prevenir enfermedades relacionadas con el envejecimiento, y tiene fibra, cuyo consumo es bueno para la salud.

“La papa es un alimento que está tercero en el orden mundial en su consumo. Todos dicen que tiene un potencial para terminar con la hambruna. Nuestra preocupación es poder lograr abastecer a los mercados externos, que son vecinos. También mantener durante todo el año en el mercado fresco una presencia importante para que el precio sea accesible, pero corresponda a nuestra ecuación económica costo-precio de venta”, apunta Raiteri.

Como siempre al ser una verdura tan popular en la mesa de los argentinos, “la preocupación principal que tuvimos fue cuando se trabaron las exportaciones, la industria volcó al mercado interno, y nosotros tenemos costos altos porque son dólares contra un precio en pesos que paga el consumidor argentino”.

Tiene un gran potencial, porque se autoabastece de semillas, la producimos acá, y tenemos zonas que en otras partes del mundo empiezan a tener problemas sanitarios, de bacteriosis u otras virosis. “Nosotros tenemos zonas específicamente cuidadas, por ejemplo en la provincia de Buenos Aires”, apuntó el vicepresidente de la Federación Nacional de Productores de Papa.

De cara al 2022 indicó: “Queremos que la pandemia se termine, que haya una recuperación del salario y que haya una previsibilidad en la administración que hoy nos gobierna para esta producción, que jamás tuvo políticas de corto, mediano o largo plazo. Siempre nosotros hemos estado medio al margen, eso es una responsabilidad que estamos tratando de corregir para institucionalizar la cadena. No hay créditos, incentivos de conocimiento, estímulos impositivos, como para que el sector se pueda defender en esas circunstancias”.

El sudeste de Buenos Aires lidera el área papera

En la campaña 2020-21 se sembró en el sudeste de Buenos un total de 32.847 hectáreas, siendo el partido de Balcarce el número 1 con 8.197 has. En orden de importancia le siguió Lobería, Tandil, General Pueyrredón, General Alvarado, Azul, Necochea y Benito Juárez.

En Córdoba el área está en el orden de las 20 mil hectáreas, la mitad de las cuales se siembra en el entorno de Villa Dolores y el resto en cercanías de Córdoba capital.

En lo que respecta a la zona de influencia de Tucumán, que incluye la siembra “otoñal” en Santa Rosa y Valle central de Catamarca; San Pedro, Frías y Árboles Grande en Santiago del Estero, y el este y sur de Tucumán se sembraron unas 2170 hectáreas, de las cuales 300 hectáreas tienen destino de industria y 1870 hectáreas al mercado en fresco.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.