Corrientes: Recomendaciones sanitarias para el período invernal

En el mes de junio y previo a la realización de un análisis de heces para determinar el grado de parasitación, se recomienda aplicar a los terneros una dosis de antiparasitario. En este momento está indicado el uso de una ivermectina.

En el mes de agosto se aplican las vacunas combinadas para la prevención de la Leptospirosis, Rinotraqueítis bovina infecciosa, Diarrea viral bovina, Queratoconjuntivitis y Babesan (prevención de la Babesiosis y Anaplasmosis Bovina). Esta última se emplea una sola vez en la vida, el resto de las vacunas mencionadas se deben dar dos dosis con intervalo de 15 a 20 días en animales que reciben su primera vacunación y luego reforzar al año con una dosis.
También, en agosto debe aplicarse la vacuna para la prevención del botulismo bovino a todos los animales mayores de 15 meses de edad. Recordar que la primera vez deben recibir dos dosis con 15 días de intervalo y luego una al año.

Otro punto importante en esta época del año es la atención de hembras bovinas preñadas. Durante la época de parición se recomienda:
Colocar las madres en potreros con adecuada disponibilidad de pasto y la suplementación con sales minerales.
Efectuar recorridas diarias para detectar animales con problemas.
Si es necesario mover los animales, hacerlo con mucho cuidado.
No aplicar medicamentos si no son indicados por un veterinario.
Desinfección de ombligos en terneros con tintura de yodo y aplicación de medicamentos para evitar miasis.
Recordar que es fundamental para el ternero recibir el calostro.

Debe planificarse con anticipación la revisación de los toros preservicio, de manera tal de poder organizar las compras de reproductores permitiendo que los mismos se adapten a las condiciones del nuevo establecimiento.
Hay que realizar un adecuado control de los toros donde se determinará la edad y aplomos. También se llevará a cabo una minuciosa revisación clínica poniendo énfasis en los órganos genitales. Se deberán descartar aquellos reproductores con anomalías en genitales o aparato locomotor.
Simultáneamente se realizarán raspados prepuciales con el objeto de determinar la presencia de Tritrichomonas  y Campylobacter y extracción de sangre para realizar pruebas serológicas para determinar si el reproductor es bruceloso, en ese caso es necesario eliminarlo.
Antes del servicio se deben aplicar las vacunas para prevenir enfermedades de la reproducción, se dan dos dosis: a los 60 días y 30 días antes del servicio.
Los baños garrapaticidas se realizarán según las recomendaciones del SENASA para cada región.
Finalmente debemos tener en cuenta emplear siempre productos controlados por el SENASA, bien conservados a la temperatura indicada en el rótulo y no que estén vencidos.

Por Méd. Vet. María Graciela Draghi
Grupo de Sanidad Animal EEA Mercedes
Proyecto Ganadero Corrientes
Centro Regional Corrientes

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.