Córdoba: El trigo y el garbanzo desmejoran su estado

En trigo se observa un leve estrés térmico causado por las recientes heladas, lo que ha generado un retraso en el desarrollo del cultivo. Por otra parte, la falta de agua está condicionando al cultivo de garbanzo.

Se estima una superficie sembrada de 1,3 millones de hectáreas para el trigo, siendo la misma un 8 % superior a la campaña 2020/21, según datos aportados por la Bolsa de Cereales de Córdoba.

El 40 % de la superficie sembrada a nivel provincial ya se encuentra en estado de macollaje, momento en que el cultivo genera el área foliar necesaria para capturar radiación solar y a partir del cual comienzan a diferenciarse las espiguillas, sobre las que luego se desarrollarán los granos.

Trigo en Los Cisnes, Depto. Juarez celman

Respecto a la quincena anterior, los monitoreos realizados por la red de colaboradores de la Bolsa de Cereales de Córdoba indica que a la fecha se observa una leve desmejora en el estado general. “Si bien aún no se reportó estrés hídrico, si hay un leve estrés térmico por heladas, las cuales provocaron un retraso en el desarrollo del cultivo”, señalaron.

Garbanzo
Para la campaña 2021/22 se prevé una superficie sembrada estimada en 24.700 ha, la misma representa una merma de casi el 40 % respecto a la campaña precedente.

El cultivo, transitando sus estados vegetativos, presenta condiciones generales desmejoradas, en relación a la quincena anterior, principalmente por la falta de agua en el perfil al momento de la siembra y por la falta de precipitaciones hasta el momento.

Garbanzo en Cañada de Luque, Depto. Totoral

Contexto climático
Las precipitaciones ocurridas durante el último bimestre han sido muy variadas en la provincia. Algunos departamentos lograron alcanzar al promedio histórico, mientras que otros estuvieron por debajo del mismo. En la región garbancera, las precipitaciones estuvieron por debajo del promedio histórico, lo cual dificultó la siembra en aquellos lotes que esperaron precipitaciones que no llegaron. Por otro lado, en la región triguera, también estuvieron por debajo del promedio histórico, pero el cultivo se vio favorecido por las ocurridas durante la época de siembra, principalmente en el mes de mayo.

Hacia el 11 de julio, el contenido de agua en el suelo a un metro de profundidad era variado en todo el territorio, presentando contenidos de entre 25 a 50 mm hacia el sureste, disminuyendo a contenidos de entre 0 a 25 mm hacia el noroeste provincial.

En los últimos días se han registrado heladas que hasta el momento no han provocado daños a los cultivos.

Durante ésta semana, se espera que las temperaturas continúen siendo bajas, ocasionando riesgo de heladas.

Según el SMN, para la semana comprendida entre el 17 y el 23 de julio se esperan precipitaciones de entre 5 y 15 mm hacia la zona centro oeste de la provincia.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.