Córdoba: Buen panorama sanitario de los cultivos

Con un panorama sanitario complicado en algunas regiones, su control oportuno y las buenas condiciones climáticas aseguran un muy buen estado de los cultivos de verano a nivel provincial

"MocisEn el Sudeste de Córdoba, como así también en otras regiones de la provincia, los cultivos de maíz y soja presentan un buen estado de desarrollo. Es una frase común que a partir de principios de año la soja  tapa los alambrados, por la altura alcanzada y grado de desarrollo, lo que asegura muy buenos rindes si las condiciones climáticas acompañan en el resto de la campaña. La presencia de plagas ha sido muy heterogénea, con zonas como el SE de Córdoba donde el gran control biológico causó la destrucción de plagas antes que estas afectaran al cultivo, mientras que en otras zonas de la provincia se requirió el arduo esfuerzo de los consultores y profesionales del campo para evaluar y decidir tratamientos de control de las distintas plagas. Hasta el momento los cultivos de soja de primera avanzan rápidamente hacia la etapa de maduración. El final de la campaña puede requerir un gran trabajo de monitoreo y control de plagas, ya que los cultivos de soja de segunda entran en un estado de mucha susceptibilidad al complejo de plagas característico de esa época del año.

El repaso del INTA Marcos Juárez, plaga por plagas del nivel de población a campo de las diferentes plagas agrícolas, y las recomendaciones son las siguientes:

Orugas medidoras (Rachiplusia nu)- (Pseudoplusia includens) – Soja-Girasol
Las infestaciones de la oruga medidora (Rachiplusia nu) causaron un ataque inicial muy intenso a principios de enero, pero el mismo fue controlado en gran medida por los hongos patógenos  Entomophthora sp y Nomuraea rileyii. Un segundo ataque de esta especie iniciado a fines de ese mes en soja también fue controlado en más de un 90% por ambos hongos, los cuales afectaron orugas muy chicas impidiendo el daño de la plaga en el cultivo. Esta situación estuvo asociada a frecuentes precipitaciones que propiciaron un ambiente muy húmedo favorable al desarrollo de los entomopatógenos citados. En localidades donde las lluvias no fueron tan frecuentes, la situación fue diferente siendo necesario efectuar el control químico que en general no presentó problemas de eficiencia en función de las buenas condiciones atmosféricas y ajustes de dosis y productos utilizados. En campo el nivel de predatores está aumentando gradualmente y esto puede contribuir a mantener el nivel de control biológico en caso de que las condiciones ambientales impidan el desarrollo de los mencionados hongos.
En la semana anterior se registró una intensa actividad de adultos de Rachiplusia nu, lo cual indica la posibilidad de ataque en toda la región en caso de que las precipitaciones fueran muy reducidas en las próximas semanas, ya que esto bajaría el nivel de control biológico causado por los hongos patógenos. La presencia de adultos de Pseudoplusia includens (oruga medidora de origen subtropical) fue muy escasa, con 2 ejemplares capturados a fines de enero y 36  en febrero hasta este informe. Estos niveles contrastan con las capturas de Rachiplusia nu, cuyas capturas en diciembre, enero y febrero (hasta la fecha) fueron de 1.125, 6.683 y 5.290, respectivamente. Pseudoplusia pudo haber causado un ataque combinado aunque en baja proporción a nivel local con Rachiplusia en marzo de 2006 (ver informe 2/06), pero ese ataque no ocurrió en función del alto nivel de control biológico de ambas especies por los hongos patógenos. Los umbrales de daño de R. nu  e insecticidas registrados figuran en informes anteriores.

Barrenador del maíz (Diatraea saccharalis)
En los últimos quince días se registró actividad de adultos de esta especie, lo que indica posibilidad de infestación en lotes de maíz de siembra tardía y de sorgo.
Umbral de daño de Diatraea en maíz: 10% de plantas infestadas con posturas próximas al nacimiento. Productos insecticidas registrados para su control figuran en la Guía de Productos Fitosanitarios (CASAFE) 2005.

Complejo de chinches – (Nezara viridula) (Piezodorus  guildinii) (Dichelops furcatus) (Edessa meditabunda) – Soja
Las poblaciones de chinches se mantienen muy bajas a nivel regional con presencia muy aislada de todas las especies citadas en lotes de primer época de siembra que, en su gran mayoría, ya alcanzaron el estado R6 siendo poco probable que las infestaciones alcancen niveles de tratamiento salvo lotes de variedades muy precoces y siembra temprana que han actuado como cultivos trampa en una determinada zona.
Se estima que estas bajas poblaciones de chinches están asociadas a un alto nivel de control biológico de insectos y arácnidos predatores de ninfas chicas y en el caso de la chinche verde (N. viridula) el intenso ataque causado por la mosca parásita Trichopoda sp., la cual atacó intensamente a esa especie durante noviembre y diciembre. Se estima que a partir de la maduración de la soja de primera como así también de la maduración de los cultivos de maíz, desde los cuales las poblaciones de chinches migran hacia los lotes de soja de segunda que pueden sufrir ataques por sobre los umbrales de tratamiento desde fines de febrero y durante marzo. Umbrales de tratamiento y productos registrados para su control figuran en informes anteriores.

Barrenador del brote (Epinotia aporema) – Soja
Las condiciones climáticas de alta humedad y temperatura han favorecido el desarrollo de esta plaga, la cual causó poca incidencia en los cultivos de soja de primera pero presenta un gran potencial de daño a los de segunda y más aún a los de siembra muy tardía (fines de diciembre-enero).
Esta especie suele iniciar sus ataques en la bordura de los lotes, especialmente aquellos vecinos a cultivos de maíz y alfalfa. Se recomienda efectuar monitoreos frecuentes de los lotes donde se estime que existan mayores amenazas de ataque. Un factor clave para el control de esta plaga en soja es el tratamiento temprano con presencia de larvas pequeñas que se desarrollan en los brotes foliares terminales, lo que facilita la acción de los insecticidas utilizados para su control. Umbrales de daño en informes anteriores. Insecticidas y dosis se detallan en la Guía de Productos Fitosanitarios (CASAFE) 2005.

Trips en soja (Caliothrips phaseolli)
En soja de primera que a esta altura del mes de febrero se presenta en estado muy avanzado (R6), las poblaciones de trips alcanza niveles de 10 a 15 por foliolo en el tercio medio. Las poblaciones están constituidas principalmente por ninfas de color amarillento que contrastan con el color negro de los adultos. En soja de segunda la situación es más crítica ya que se encuentran lotes en R5 con poblaciones de hasta 10 trips por folíolo en el tercio medio y 6 por folíolo en el inferior.
Los trips tienen un gran potencial de daño en soja y poblaciones que alcanzan niveles de 50-70 por foliolo. En estados fenológicos críticos de llenado de grano pueden afectar a los rendimientos en mermas de 15 a 22%. Se recuerda que la acción de estos pequeños insectos causa un daño severo a la clorofila en el envés de las hojas de los cultivos atacados reduciendo por lo tanto su capacidad de producción. De acuerdo con los estudios efectuados en el INTA Oliveros, los umbrales de daño para cultivos de soja a partir de R4 y R5 son de 15/20 trips por folíolo en los tercios medio e inferior. El recuento de trips se puede efectuar evaluando foliolos individuales con la ayuda de una lupa de mano para contabilizar rápidamente adultos y ninfas del insecto.

Mosquita del sorgo – Sorgo
Este insecto amenaza a los cultivos en floración y tiene un gran potencial de daño principalmente en cultivos de siembra tardía.
Se estima que esta plaga intensificará su presencia a fines de febrero y marzo en cultivos de sorgo en floración. Se sugiere efectuar su control cuando se compruebe una infestación mínima de una mosquita por panoja.

Oruga de la alfalfa (Colias lesbia)
Esta especie está provocando ataques intensos en los cultivos de alfalfa en numerosas localidades de Córdoba.
En las praderas de alfalfa también son observadas en forma conjunta orugas de la especie Spodoptera latisfacia (Prodenia ornithogalli) , que se caracteriza por su gran tamaño y dos franjas amarillas en el área dorsal, también de frecuente detección en la soja.
El potencial de daño de este insecto es muy grande y puede afectar en forma significativa los rendimientos de forraje. Se dispone de numerosos insecticidas formulados para su control incluyendo productos de alta selectividad como las formulaciones basadas en Bacillus thuringiensis, que pueden ser aplicadas sin ser retirada la hacienda ya que no tienen restricciones al pastoreo. En caso de utilizar otros productos, ya sea piretroides, organofosforados o carbamatos, se debe tener en cuenta las restricciones al respecto.

Pulgones de la alfalfa Pulgón verde (Acyrtosiphon pisum), Pulgón negro (Aphis laburni
Ambas especies de pulgones se presentan con infestaciones moderadas en cultivos de alfalfa, principalmente en aquellos que tienen bajos niveles de resistencia hacia estas especies.
Se sugiere mantener vigilancia sobre la presencia de ambas plagas, principalmente en las pasturas que sufrieron un reciente corte o pastoreo, ya que los rebrotes suelen ser los más afectados por las poblaciones de pulgón. Como en el caso de la oruga de la alfalfa, para el control químico de estos pulgones se dispone de insecticidas selectivos como el basado en el insecticida carbamato Pirimicarb, de acción translaminar y brinda buen resultado preservando la fauna benéfica.

Oruga cuarteadora (Mocis repanda)
Esta oruga ha causado ataques a cultivos de forrajeras gramíneas y en algunas localidades del sudoeste de Cba. (Río Cuarto, Vicuña Mackenna) se han registrado ataques en maíz.
Actualmente la población de esta especie ha finalizado su etapa de larva pero se estima que la población de adultos puede aumentar en las próximas semanas, iniciando nuevos ataques, principalmente en maíz de siembra muy tardía y pasturas. Al no disponerse de insecticida registrados para su control en los cultivos citados, se sugiere consultar al profesional de confianza y empresas distribuidoras de insecticidas.

Oruga de las leguminosas (Anticarsia gemmatalis)
En los últimos quince días la captura de adultos inmigrantes procedentes del N del país fue en aumento pero aún sus poblaciones pueden ser consideradas bajas.
Los ataques de esta especie pueden sumarse en las próximas semanas a las especies ya establecidas como la oruga medidora común, aunque se espera que si se mantiene la frecuencia de precipitaciones, la actividad de los hongos patógenos continuará manteniendo bajas las poblaciones de estos insectos.

Arañuela (Tetranychus sp.) – Soja
Esta plaga atacó con particular severidad lotes de soja en el SO de Córdoba y áreas vecinas en la provincia de San Luis, principalmente en lotes con bajo registro de lluvias.
En caso de que se reduzcan las precipitaciones durante las próximas semanas y en marzo, existe probabilidad de incremento de esta plaga en soja de segunda, mayormente en lotes de siembra más tardía (fines de diciembre-enero). Indicaciones de manejo de estas arañuelas figuran en los informes de Enero y Febrero/2006.

 

Información preparada por: Ings. Agrs. J. Aragón , F. Flores,  L. Segura (UEE Ms  Juárez), S. Elorriaga (O.T. Noetinger), G. Resch y M. Kenny (UEE H. Renancó), , R. Renaudo (Adelia Maria) y A. López (UNRC).  Edición: Comunicaciones. INTA EEA Marcos Juárez.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio

Suscribite

Recibí en tu correo nuestro newsletter semanal de noticias.

Verificado por MonsterInsights