Con pocas sorpresas por parte del USDA, a prestarle atención al clima en EE.UU y a la política local

El reporte mensual del USDA pasó sin pena ni gloria, según estima en su informe el especialista Dante Romano. Hubo “ajustes menores a los stocks finales de maíz y soja. En trigo si bien se ajustó fuerte a la baja, fue dentro de lo que ya habían anticipado los privados”, sentenció.

Para Romano, profesor e investigador del Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral, hubo “ajustes menores a los stocks finales de maíz y soja. En trigo si bien se ajustó fuerte a la baja, fue dentro de lo que ya habían anticipado los privados: menor producción en Rusia y Ucrania, países que exportarán menos trigo este año. Por ello el foco pasó al clima en EEUU donde se está cocinando la producción 24/25”. 

“Hasta el momento todo viene excelente: la humedad en suelos mejoró durante la siembra, y ahora los cultivos están en desarrollo vegetativo con lluvias y calor. Pero el momento clave son los meses de julio y agosto. Las temperaturas altas pueden convertirse en un problema si el agua se llega a cortar”, indicó el especialista. 

En el mercado de trigo, Romano explica que “se anticipó mucho la merma productiva del Mar Negro, y la cosecha del hemisferio norte está ingresando más rápido de lo esperado. Ello genera la típica presión negativa”. 

Desde el punto de vista local, indicó en su informe que “la trilla de soja terminó y con ella la presión de cosecha. Este rol lo toma el maíz, que avanza rápido con la cosecha, ya que los cultivos se entregan antes y se teme que el espiroplasma cause caída de plantas. Las ventas también aceleran. Con algunos exportadores que quedaron con más declaraciones de exportaciones que mercadería, la presión inicial de ventas es absorbida rápidamente y no afecta a precios. Pero el descalce no es tan grande, y la presión podría ser grande”. 

Sobre el frente político interno, Romano expresó que “luego de tres semanas de subas del dólar paralelo se sumó al menos 6% de sobreprecio a los granos vía dólar blend. Con la aprobación de la ley de bases, una inflación menor a la esperada, renovación del SWAP Chino y apoyo del FMI todo hace pensar que deberíamos ver una reversión de esto. Por total el apoyo del dólar exportador es casi 10% que podría ser borrado de un plumazo de los precios si los trascendidos de que el FMI pide dar de baja el régimen al 30/6 son ciertos. Por ahora han sido desmentidos. Pero hay que estar atentos”.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Scroll al inicio

Suscribite

Recibí en tu correo nuestro newsletter semanal de noticias.

Verificado por MonsterInsights