Colza: la oleaginosa podría superar las 100 mil hectáreas

Un grupo de importantes empresas del sector se unen para impulsar a un cultivo que dará que hablar en la próxima campaña.

El desarrollo del cultivo de colza podría alcanzar en los próximos dos o tres años una cobertura de 100 a 120 mil hectáreas. La proyección fue expresada por especialistas de Cazenave y Asociados que en Expoagro presentaron "Proyecto Colza". La iniciativa se encolumna detrás del interés que el cultivo ha empezado a despertar en productores y empresas a partir de una demanda creciente como insumo para la producción de biodiesel.
Proyecto Colza es impulsada por Cazenave y un grupo de empresas como SPS Argentina, Al High Tech; Bayer, Sursem, Glencore, Latirigoyen, Dow, Cargill y Nidera.
Si bien este cultivo invernal se desarrolla en la Argentina desde hace varios años, nunca alcanzó una gran difusión. En la actualidad, la superficie cubierta llega a las 20 mil hectáreas.
Precisamente el Proyecto de Colza apunta a llegar con el cultivo a toda la pampa húmeda, explicó Luis Bianchi, asesor técnico del Proyecto. Un grupo de 12 técnicos serán los responsables de desarrollar parcelas experimentales en Río Cuarto, en el sur de Córdoba, en el norte de La Pampa, Pinto y General Villegas, Pellegrini, Trenque Lauquen , Coronel Suárez, Azul, Tandil, Suipacha, Gualeguay y Gualeguaychú. Recientemente incorporamos a Rafaela, en Santa Fe, y otra región el sudeste de Buenos Aires", agregó.
El proyecto abarca de 600 a 800 hectáreas, distribuidas entre 13 y 15 módulos comparativos de 50 hectáreas cada uno.
"El objetivo principal de este proyecto es hacer bien las cosas, porque creemos que ese fue el principal problema de la Argentina por el que no se desarrolló el cultivo. Por lo tanto, en cada módulo vamos a desarrollar diversos ensayos, con distintas fechas de siembra y modelos de fertilización, para mejorar el cultivo y que sea cosechable", puntualizó Bianchi.
Quienes están detrás del Proyecto Colza aspiran a llegar en un plazo no mayor a dos o tres años a las 120 a 140 mil hectáreas. Además, la iniciativa busca desarrollar la tecnología que permita introducir al cultivo en los sistemas de rotación, convirtiéndolo en "una prioridad que tenemos y nos propusimos convertirlo en cosechable para liberar así los lotes, antes que el trigo para introducir la soja de segunda o maíz de segunda, además de incorporar una oleaginosa en invierno para permitir una mayor diversificación.
El cultivo tiene un valor de mercado que oscila entre los 240 y los 250 dólares la tonelada, con un piso que comparado con el año pasado viene subiendo en forma sostenida.
En cuanto a los costos de implantación, los especialistas estimaron que oscila entre los 220 y los 230 dólares la hectárea, con promedios de 3.000 kilos por cada unidad de superficie, dependiendo del nivel de tecnología aplicado.
El grupo de empresas que participan del Proyecto sostiene que existen en la Argentina ambientes agroecológicos que permiten el desarrollo de este cultivo, por eso la propuesta es unificar esfuerzos entre los distintos actores de la cadena, sumar conocimiento y, aportes económicos para lograr un objetivo común, desarrollar y realizar el seguimiento técnico de experiencias en diferentes localidades y sumar la mayor cantidad de datos posibles en una campaña para permitir la retroalimentación.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio

Suscribite

Recibí en tu correo nuestro newsletter semanal de noticias.

Verificado por MonsterInsights