Capacitación: Personal que trabaja con equinos

La cría, reproducción, cuidados, manejo, entrenamiento, etc. que realiza la producción equina en general, necesitan de personas que estén lo suficientemente capacitadas para cumplir con diversas tareas.

Es clave, por ejemplo,  lograr una correcta alimentación y cuidado, vigilar su salud,  y mantener un eficiente trato diario. Se  trata de un trabajo que requiere  personal plenamente formado, con conocimientos, dotado de la correspondiente idoneidad  y competencia  para su atención. También  debe saber qué hacer ante una situación anormal, además de  colaborar con  su recuperación diaria y   para que pueda  cumplir con todo eso,  es indispensable brindarle de antemano una adecuada  preparación teórica y práctica.

Desde un punto de vista formal el significado de  la palabra capacidad  consiste en la aptitud,  cualidad  o la suficiencia  para realizar  alguna tarea  o  el desempeño de un cargo. De igual forma capacitar es proporcionar a una persona  una  valorable  aptitud  y de esa forma al dotarlo de una  capacidad potencial que  lo habilita   para desempeñar  con eficiencia  un cierto tipo de funciones.
Un  porcentaje de  mano de obra que tiene trato  con el caballo ha sido formada  a través de una enseñanza  empírica, transmitida de generación en generación   y basada  en la transferencia  de  experiencias  vividas. Si bien ello es meritorio, es  preciado que  a esa capacidad para tratar un caballo con  ese “ojo clínico”  que brinda la práctica con equinos,  sea  provechoso poder sumarle un oportuno  entrenamiento con  la tecnología de  cuidar  caballos.
A  las   personas que están  en contacto continuo con los caballos los enriquece laboralmente ese aprendizaje.  Permite obtener resultados magníficos, comprobados,   que redundarán  en un beneficio indiscutido  para los equinos, como suele observarse en diferentes establecimientos. Estos conocimientos  deben ser brindados  con un lenguaje claro y conciso,  su  objetivo es poder trabajar en forma conjunta con el dueño y con  los profesionales encargados de la salud de los equinos.
Esa enseñanza    aportada,   le permitirá adquirir  sabiduría y sumar  habilidades para   integrar  un  eficiente equipo de trabajo, lo    transformará en un  personal poseedor de  una destreza  técnica  concreta que será  apreciada y que  lo posicionan como   una parte activa   que se caracteriza por contribuir con   valores y actitudes individuales,    destacables  al momento de  realizar con eficiencia  su trabajo.
Además podrá reflejar la adquisición de esos  nuevos conocimientos en experiencias presentes y futuras, especializarse,  adquirir técnicas recientes, reconocer  con premura  una  alteración y  fundamentalmente  poder actuar  ante  una emergencia.

Comprender la magnitud y la significación  de la capacitación del personal es sustancial, como lo hacen diversas actividades eficientes no relacionadas con el caballo,  como por ejemplo  el  comercio o la industria. Ese potencial, debe ser considerado  por los propietarios de los animales debido a  los  innumerables beneficios que aporta un cambio innegable   en las aptitudes individuales y en la eficiencia  del personal,  permite la formación de un individuo eficiente,  habilidoso, con talento y destreza y de esa forma    contribuirá   al  éxito de su labor.

Por el Dr. Jorge M. Genoud – Médico Veterinario – Especial para TodoAgro.com.ar

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletín informativo semanal de noticias agropecuarias.