1 de cada 5 productores hoy apuesta a los cultivos de servicios

A la fecha son alrededor del 20% los productores argentinos que los utilizan en más de 1.200.000 hectáreas. Muchos de ellos ya han dejado las etapas experimentales para implementarlos y aumentar su escala. El proceso de rotación es clave para el mantenimiento de esta área sembrada.

La superficie dedicada a estos cultivos era de 350.000 hectáreas para la campaña 2019/20, según datos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires; pero las campañas de los últimos dos años han elevado considerablemente el piso de hectáreas en el país que se destinan a estos cultivos.

Es así que, información correspondiente a las campañas 2020/21 y 2021/22, señala un significativo aumento en la superficie sembrada que alcanzó más de 1.200.000 hectáreas.

“Este salto estuvo explicado por una mayor apuesta a rotaciones agrícolas que incluyen cultivos de servicios. En cuanto al porcentaje de productores que los realizó, se observó una estabilización en torno al 19 % en las campañas 2020/21 y 2021/22, valor similar para la 2019/20”, indicó el último relevamiento realizado desde la Bolsa.

Estos valores sugieren que se ha alcanzado un piso de productores que han incorporado la tecnología y que han aumentado la superficie destinada a estas rotaciones. Esto representa una clara señal de apuesta a estas rotaciones que, como se desarrollará más adelante, si bien la proporción de productores realizando cultivos de servicio se mantiene, la superficie sembrada muestra un crecimiento importante en los últimos años.

En la campaña 2021/2022, las regiones con mayor incremento fueron Sur de Córdoba, que pasó de 30 a 34 %, Núcleo Sur de 14 a 23 % y NOA de 18 a 27 %. En zonas afectadas por la seca presentaron un marcado descenso en la adopción: NEA Oeste, Norte de Santa Fe, Centro de Bs. As. y San Luis.

En resumen, al margen de las variaciones intra e interregionales, a nivel nacional la proporción de productores que utiliza cultivos de servicios ha estabilizado en un piso cercano al 20 % y no ha retrocedido a pesar de las campañas secas.

En esta campaña se destinaron 1.222.611 hectáreas para la siembra de cultivos de servicios, esto significó un salto de casi 3,5 veces la estimación inicial de 352.000 hectáreas en la campaña 2019/20.

Desde la entidad cerealera subrayan que “este importante crecimiento está relacionado con una mayor apuesta a este tipo de rotaciones. Como se mostró previamente, el porcentaje de productores que adoptó la tecnología se mantuvo entre la campaña 2019/20 y 2020/21; sin embargo, el área se cuadruplicó en el mismo período. Esto refleja una apuesta instalada y con tendencia positiva hacia los cultivos de servicios, lo cual significa un cambio de etapa dentro de la curva de adopción”.

Hasta la campaña 2019/20 se observaba una especie de etapa experimental, en la que los productores asignaban pequeñas superficies a modo de prueba y de ensayo de la tecnología. La superficie total representaba el 1,8 % de la superficie destinada a la siembra de cultivos de gruesa. “En la campaña 2020/21, este valor pasó a representar el 5,8 %, que refleja un cambio de etapa, pasando de una experimental a una de implementación concreta y aumento de escala”, resaltaron.

  • Bajando la escala del análisis, las regiones con mayor extensión de cultivos de servicios se localizaron en Córdoba, Zona Núcleo y Entre Ríos.

Es así que, según señala el reporte, la región del Sur de Córdoba contribuyó con el mayor porcentaje, alcanzando el 27 % de la superficie total sembrada con estos cultivos. Este fenómeno es coherente, ya que esta región es una importante productora de maní y suele implementar el centeno como cultivo de servicio previo al cultivo de maní.

Un punto para destacar es que en las regiones NOA y NEA el objetivo principal del cultivo de trigo en la rotación es la cobertura del suelo. Y cuando la campaña agrícola es positiva parte de ese trigo es cosechado e ingresa al circuito comercial. Esa superficie no está contemplada dentro de este análisis.

Campaña 2021/22
Desde la Bolsa de cereales precisaron que “en la campaña 2021/22 la superficie de cultivos de servicios alcanzó las 1.224.559 hectáreas. Esta cifra apenas varió con respecto a la campaña anterior, y eso estuvo fuertemente relacionado con las condiciones climáticas generales de la campaña”.

Se explica que a nivel regional, se identificaron diferencias en la superficie destinada a estos. Mientras algunas regiones la redujeron, otras lograron expandirse como Sur de Córdoba, Oeste de Bs. As.-Norte de La Pampa y Núcleo Sur. Estas regiones presentan los mayores porcentajes de superficie sembrada, llegando a un 30 %, un 18 % y casi un 13 %, respectivamente.

A nivel de relevamiento de datos, se identificó la preocupación de que los cultivos de servicios consumieran agua del suelo, la cual luego no estaría disponible para los cultivos extensivos siguientes en la rotación. Sin embargo, los resultados recientes de la red de cultivos de servicios de Aapresid muestran, entre otros, que en ambientes secos el consumo de agua de estos es similar al de los barbechos, y que la clave está en definir adecuadamente la especie y la fecha de corte de los cultivos de servicios.

A lo largo de las últimas tres campañas estudiadas, pudo observarse que el efecto de la seca moderó la adopción de esta tecnología por parte de los productores y la expansión de la superficie destinada a ésta. Posiblemente a futuro, con condiciones más estables en materia climática para afrontar las próximas campañas, el porcentaje de productores que sume hectáreas de cultivos de servicios a sus esquemas será mayor.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Scroll al inicio

Suscribite

Recibí en tu correo nuestro newsletter semanal de noticias.

Verificado por MonsterInsights